domingo, 5 de marzo de 2017

La comida de los presos en 1875

Antonio Guerrero Aguilar/ Escritor y promotor cultural


En 1875, a los presos que tenían encerrados en la cárcel de Monterrey por alguna razón, les ofrecían el siguiente menú: por la mañana una moca (vasija de hojalata) con medio litro de café y una torta de pan que costaba 3 centavos. Al medio día les daban dos gordas (tortillas gruesas) de maíz a los que no trabajaban; quienes sí hacían una labor: tres gordas de maíz, un puchero de res con arroz, garbanzo, verduras y carne, además de una porción de frijoles. Por la noche cenaban dos gordas con sal, frijoles o café según el gusto del penitente. En cambio, a los enfermos les daban comida de dieta. Buena comida, pero aunque la jaula sea de oro...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario