martes, 13 de diciembre de 2016

Santa Lucía de Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Escritor y promotor cultural


"A menudo me recuerdas a alguien, tu sonrisa la imagino sin miedo". Los pobladores ibéricos tenían la costumbre de llamar a los pueblos de acuerdo al santoral del día y si no, recurrían a santos más conocidos como San José, Santiago, San Pedro o alguna devoción mariana. Y hoy es día de Santa Lucía. Y posiblemente, lo digo porque al parecer no hay fuentes que lo comprueben, un día como hoy 13 de diciembre pero de 1577 Alberto del Canto estableció el Pueblo o Villa de los Ojos de Agua de Santa Lucía, en un sitio que debió ser muy bonito. Al menos unos cuatro arroyos de considerable tamaño y profundidad, venían de distintos puntos que se pueden ubicar en planos antiguos: uno desde el Barrio del Mediterráneo que seguía al oriente hasta entroncar en la llamada Presa Grande (en la actual Juan Ignacio Ramón), otro que seguía por la calle de 15 de Mayo y otros dos que nacían, uno en la confluencia de las calles de Morelos e Hidalgo y otro en el Ojo de Agua situado en la esquina de Zaragoza y Allende. Todos esos arroyos agarraron tanta agua en 1611 que debieron deshabitarlos para poblar otro pero cercano al Río Santa Catarina. Y aunque no lo crean, todavía hay agua en el subsuelo de Monterrey, en el verdadero barrio antiguo que ya no tiene vestigios ni testimonios correspondientes a las fundaciones de Alberto del Canto como de Diego de Montemayor. "Vamos al parque, entra en mi vida, sin anunciarte, abre las puertas, cierra los ojos, vamos a vernos, poquito a poco, Santa Lucía..."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario