jueves, 15 de diciembre de 2016

Los efectos de la Influenza Española

Antonio Guerrero Aguilar/ Escritor y promotor cultural


El 15 de diciembre de 1918, las autoridades de salubridad declararon controlada una enfermedad llamada “La Gripe Grande”. Efectivamente hubo una pandemia de gripe en todo el mundo durante el año de 1918. Le llamaron la “epidemia de Influenza española”, porque fue cubierta por la prensa en España que no participó en la guerra mundial y por lo tanto no censuró la información sobre los daños. Dicen que fue tan mortal que lo mismo afectó a seres humanos como perros y gatos. La cantidad de muertos oscila entre los 20 y 40 millones de humanos. También afectó a México y al noreste. Se referían a la enfermedad como “trancazo” o “abrazo de Carranza”, debido a los catarros surgidos un año después de que don Venustiano se hizo del poder. La gripe terminaba con la vida de las personas en tres días. El paciente sufría una hemorragia nasal con sangre, fiebres altas y apareciendo unas manchas en los pómulos. Los médicos sentenciaban que los pulmones quedaban endurecidos por la flema sanguinolenta. Como una forma de evitar su propagación, cerraron lugares públicos para desinfectarlos. Aquí en Monterrey murieron poco más de mil 500 personas. Pero el día 22 de octubre fallecieron 103 personas por la enfermedad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario