martes, 12 de julio de 2016

La capilla de La Huasteca

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Cuando la hacienda se convirtió en valle a mediados del siglo XVIII, surgieron otras haciendas formadas preferentemente por familias emparentadas en el mismo origen.  Seguramente de propiedad comunal integrada por accionistas que se repartían las horas del beneficio del riego para sus tierras. Crecieron, se hicieron congregaciones en la que habitaban unas 500 o más personas. Todas tuvieron sus escuelas y pocas sus capillas o templos dedicados al culto. Hace mucho tiempo la familia Rodríguez Hernández de La Huasteca cedió un terreno para los oficios litúrgicos que atendían desde el templo parroquial de Santa Catarina. Ahí se hicieron misas, bautizos y bodas. Misas de cuerpo presente y reuniones que tenían qué ver con la comunidad. Sacerdotes como José María Villarreal, Cayetano Vázquez, Jesús Aviña, Blas Hernández, Catarino Garza, Héctor Valenzuela y Elías Álvarez estuvieron en éste sitio hasta que unas torrenciales lluvias lo derrumbaron en 1973. Hubo consternación, creo que hasta el señor arzobispo Alfonso Espino y Silva acudió para darse cuenta de los daños. Hace unos días un ex alumno mandó ésta fotografía de la capilla del Perpetuo Socorro en la cual coincidían los de La Banda, La Huasteca y otras comunidades de sierra adentro. Se puede ver la calle Benito Juárez a la izquierda y la caja del río a la derecha. Ojalá y ésta imagen remueva recuerdos de tiempos idos. 

1 comentario: