viernes, 22 de julio de 2016

El reloj en el campanario del templo de Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Un 22 de julio de 1879, las autoridades contando con el apoyo de los vecinos de Santa Catarina, pusieron en marcha un reloj público en la torre del campanario del templo de Santa Catarina. Siete años antes (una persona de la que solamente sabemos el nombre), don Marcelino Tamez se dedicó a levantar este símbolo para clamar a Dios y llamar a los hombres y mujeres de buena voluntad. El campanario es una estructura con tres cuerpos. La base de piedra azul extraída de nuestras montañas, los restantes hechos con piedra de sillar. Descrito en su forma como de estilo toscano. Todo el conjunto mide 16 metros de alto. Hoy en día tiene su reloj, pero no funciona al igual del que tenemos en el palacio municipal. Hace unos 20 años los dos relojes funcionaban, le pagaban a una persona para que les diera mantenimiento; hasta que se dieron cuenta que al reloj del templo le faltaban piezas que luego ponía en el del ayuntamiento. Bueno, eso dijo alguna vez el sacristán, no me consta. Pero con tantos recursos que se invierten, ¿acaso no los pueden arreglar? 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario