sábado, 25 de junio de 2016

La herencia de don Valentín Rivero en los molinos de Jesús María

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


A la muerte de don Jacinto Lozano, el molino de Jesús María pasó a don Bernardino García, que finalmente se lo vendió a don Valentín Rivero. Este empresario español era el principal accionista en la Fábrica de Hilados y Tejidos El Porvenir en El Cercado. A él le debemos la construcción dela casa, la ampliación de la atarjea y de los molinos en 1896, como se pueden ver en dos placas, una situada en la entrada de la casa y otra sobre uno de los arcos que se forman en uno del acueducto. Los Rivero vendieron a don Aurelio González Henry quien decidió cerrar el emblemático sitio después de una huelga. Quien dijera que dentro de una colonia residencial y privada, existen vestigios de un pasado, un proyecto industrial más antiguo que La Fama, La Leona, El Blanqueo, El Porvenir, la cervecería y otras empresas que se suponen ser el origen de la industrialización en Nuevo León. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario