viernes, 3 de junio de 2016

El "acta de fundación" de Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Hace unos días les contaba del asalto que Huajuco y Colmillo, hicieron a la Hacienda de Santa Catarina el 31 de mayo de 1624. Todo lo que había en aquella estancia quedó destruido: se llevaron el maíz que estaba en la galera, el ganado mayor y menor, instrumentos y herramienta de trabajo. Además se perdieron las mercedes de tierras y títulos de tierra y de las certificaciones de los servicios hechos a la Corona por Lucas García. Por eso promovió un testimonio recabado por los conocidos y vecinos del Nuevo Reyno de León para que atestiguaran que la propiedad y sus servicios eran legales. En esos informes existentes en el Archivo Histórico Municipal se dan datos muy interesantes, como por ejemplo, la hacienda estaba valuada en 10 mil pesos oro y la consideraban como la mejor hacienda desde Zacatecas a éstas partes. Lucas García no alcanzó a ver las mercedes que le restituían por completo sus servicios y propiedades, pues murió en 1630. Fue hasta el 7 de mayo de 1635 cuando el gobernador del Nuevo Reyno de León, don Martín de Zavala entregó a la viuda de Lucas García, Juliana de Quintanilla la merced que amparaba a la Hacienda de Santa Catalina. Afortundamente estos documentos están en el archivo histórico municipal de Santa Catarina. Y debemos sentirnos orgullosos de tenerlo, porque hay municipios que no cuentan con sus "actas de fundación" originales, tal es el caso de Monterrey y de García. Por ejemplo, la de Cadereyta Jiménez fue extraida y luego comprada a un anticuario en los Estados Unidos. Desde entonces la guardan como el documento más importante de aquella ciudad. Tengo la impresión de que un acta de merced o de fundación, es similar a nuestra acta de nacimiento y fe de bautizo. Si no las tenemos, entonces no existimos jurídicamente. Así de sencillo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario