jueves, 30 de junio de 2016

A seis años de las lluvias de El Alex

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

En un hecho inusual, el primer fenómeno meteorológico que se formó en océano Atlántico y se convirtió en huracán le llamaron Alex.  Llegó hasta el Caribe, atravesó la península de Yucatán y ya en el Golfo de México siguió su rumbo hacia el Oeste. Inmediatamente las autoridades de Tamaulipas como de Texas anunciaron medidas de seguridad pues el huracán comprendía 700 kilómetros a redonda. El huracán perdió fuerza, convertido en tormenta tropical atravesó Tamaulipas hasta adentrarse en Nuevo León. Nunca antes nos habían llegado las lluvias torrenciales tan adelantadas; por lo regular ocurrían entre agosto y septiembre. Llovió por casi tres días. La Comisión Nacional del Agua anunció que los acumulados de lluvia que dejó la tormenta excedieron largamente los producidos por el huracán Gilberto en 1988, cuando sólo cayeron 280 mm en la ciudad. Las presas de La Boca, Cerro Prieto, El Cuchillo y Don Martín sobrepasaron su capacidad descargas de agua de las represas originaron un estado de alerta en Tamaulipas. Después de 22 años, como en aquella descripción del Padre Mier, “bajó un culebrón de agua” por el Río Santa Catarina. Las olas eran tan fuertes que “arrastró puentes consigo”. Los arroyos que bajan por la Sierra de la Ventana como de las Mitras agarraron tanta agua que destruyendo colonias, avenidas y calles. Esta ocasión el arroyo El Obispo fue más peligroso. Hubo más damnificados en Santa Catarina que en Anáhuac y las pérdidas fueron incontables. A seis años de las lluvias del Huracán Alex. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario