domingo, 10 de abril de 2016

La casa y el templo parroquial en 1903

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Ya para cerrar el ciclo de las fotos con los niños, aquí los tenemos en primer plano: las dos niñas en postura menos rígida, con el niño vestido con su pantalón corto y de tirantes. A la izquierda la plaza de la Constitución y a la derecha la casa y el templo parroquial de Santa Catarina; tal y como lo conoció el benemérito Benito Juárez durante su estancia en febrero, abril y agosto de 1864. Al fondo las casas que pertenecieron a don Pudenciano Arizpe Guerra y las Mitras más... allá. Sobresalen los llamados “lloraderos” o bajantes pluviales que impedían que el agua de las lluvias se quedara en los techos. Estos desagües pluviales fueron usados hace mucho tiempo en Arabia, luego a España y a México. En árabe le llaman “Kaduz” y servían son para capturar agua de lluvia en los aljibes. La plaza fue remodelada en 1943, 1977 y 1990. El tramo de la calle situado entre el templo y la plaza se unió a ésta en 1996. La fachada de la casa donde durmió Benito Juárez, fue totalmente cambiada en 1959 y la esquina de Hidalgo con Manuel Ordóñez a cada rato la cambian, pintan y ponen elementos que rompen con el pasado y la tradición. Pero sobre, tienen la costumbre de estacionar vehículos en una zona peatonal, que nos impiden apreciar en pleno monumento histórico a Juárez y en diciembre les da por poner un pino que definitivamente no va en el sitio. A mí personalmente no me gusta y creo que deben procurar el cuidado del centro histórico de Santa Catarina. Este que tiene poco más de dos siglos de permanecer como testigos de nuestra historia. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario