lunes, 7 de diciembre de 2015

La devoción a la virgen de la Purísima en Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

¿Sabían que la devoción a la virgen “Chiquita” está relacionada a las inundaciones del Río Santa Catarina? Mañana es el día de la festividad de la virgen de la Purísima Concepción de María. La tradición a la virgen está justificada en una leyenda. Fray Servando Teresa de Mier refiere de una pertinaz lluvia que duró 40 días y 40 noches. Fue cuando una mujer de origen tlaxcalteca llamada Antonia y conocida como “La Zapatera” sacó a la virgen durante una tormenta, que amenazaba con destruir la ciudad en 1756 y ésta cesó inmediatamente cuando la venerable imagen tocó las aguas embravecidas del río. Luego una señora  de nombre Petra Gómez de Castro pagó la construcción de un pequeño templo, precisamente en la entrada de Monterrey viniendo de Saltillo. Ahí estaba una plazoleta a la que luego llamaron Ignacio de la Llave Segura (1818 -1863) en honor a un ilustre liberal mexicano que fue general del ejército y luego gobernador de Veracruz entre 1861 y 1862, quien siguiendo al patricio republicano rumbo a San Luis Potosí, fue herido de gravedad. El templo antiguo de la Purísima tenía una sola nave, con bóveda de cañón y muros de sillar. Contaba con un panteón ubicado al oriente de la construcción. El 8 de diciembre de 1854 fue promulgado el dogma de la Inmaculada Concepción de María por el papa Pío IX y decidieron hacer una capilla más grande.  El 7 de abril de 1856 el Ayuntamiento de la Ciudad de Monterrey concedió un terreno más extenso para construir un nuevo templo para la virgen de la Purísima. Por eso tiempo dejaron de enterrar difuntos en el panteón. La bendición de la capilla de la Purísima se hizo el 5 de diciembre de 1862, y estuvo a cargo del gobernador eclesiástico el padre José Lorenzo de la Garza Elizondo. Posteriormente, el templo se circundó con columnas de sillar y el frente del templo se remató con una cruz de fierro. El templo fue destruido en 1942 para hacer la monumental obra de la basílica actual. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario