miércoles, 30 de diciembre de 2015

Los recuerdos a Manuel Ordóñez

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Hace 107 años murió Manuel Ordóñez en Santa Catarina. Falleció al medio día del 30 de diciembre de 1908, víctima de una congestión cerebral. El duelo fue muy concurrido y hasta fue cubierto por la prensa de la época. Al poco tiempo, a la calle llamada de Monterrey se le cambió de nombre para honrar la memoria de Manuel Ordóñez. En 1884 perdió a su madre y contrajo matrimonio con Eulalia Treviño, de cuya unión nació José de la Luz. Sus hermanas Juana María y Petronila se casa...ron con Julián Treviño y Andrés Garza respectivamente. Ahora, ¿por qué se le recuerda tanto en un calle? Pues fue presidente municipal 1888, 1890, 1894,1899, 1900, 1904 y 1907. Al enviudar en 1892, se casó con Salomé Campos y tuvieron tres hijos: Pedro, Manuela y Mario. Como alcalde se realizaron obras como la introducción de la línea telefónica, la construcción del cementerio, la remodelación del palacio municipal así como el apoyo a la instrucción pública. También fue presidente de la Comunidad de Accionistas de Santa Catarina. De acuerdo a don Nieves Rivera, don Manuel Ordóñez vivió en la calle Zaragoza, entre Guerrero y Juárez. El otro hermano llamado Jerónimo también fue alcalde de Santa Catarina en 1896. Se dedicaba al comercio y a la agricultura. Murió en Santa Catarina el 14 de junio de 1921 y algunos descendientes radican en Reynosa, Tamaulipas.  

lunes, 28 de diciembre de 2015

El Teorema Lunar que estaba en La Leona

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Siguiendo con el proyecto de la Ruta del Acero y del Cemento, en 1982 colocaron en la entrada al complejo industrial de AKRA- Nylon de México situado en La Leona casi con los límites con La Fama, una escultura  en acero llamada “Teorema Lunar” de Manuel Felguérez. Un teorema es una proposición matemática demostrable a partir de axiomas y planteamientos. Esta obra monumental tenía elementos y formas metálicas que fueron ensambladas y soldadas. Ya terminada, se presentaba como una estructura geométrica en la cual se conjugan lo mismo círculos, cuadrados, triángulos y líneas puras que nos referían precisamente a la Luna. Verla ahí nos remitía al misterio de la forma, una geometría secreta que convirtió al espacio en un campo de experimentación estética que representaba espacios imaginarios. El Grupo Alfa vendió la empresa a inversionistas extranjeros. Muchos obreros y personal administrativo cambiaron de trabajo o alcanzaron su pensión. Unos se quedaron y otros llegaron. Todo el espacio deportivo y social quedó casi en el abandono. De pronto comenzaron a desmantelar el monumento en el 2009 con la intención de llevarla a la Universidad de Monterrey. Desconozco si ahí ya la tienen armada, pero para quienes continuamente recorrimos la avenida Díaz Ordaz, seguramente extrañamos el “Teorema Lunar” de Manuel Felguérez. Esas obras se colocaron ahí a la vista de todos, para que transeúntes pudieran apreciar y tener un acercamiento con el arte. Al quitarlas nos van dejando sin elementos simbólicos en los cuales nos podemos reconocer y también, gozar de la intención de las artes plásticas y visuales.

viernes, 25 de diciembre de 2015

Hoy en la historia: el general Bernardo Reyes

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

El 25 de diciembre de 1911, el general Bernardo Reyes decide entregarse a un cabo de rurales llamado Plácido Rodríguez en Linares, Nuevo León; al reconocer que el movimiento iniciado por él para derrocar al presidente Francisco I. Madero había fracasado. Fue llevado a la cárcel de Lecumberri en la ciudad de México. Tiempo después junto con Félix Díaz promueve la rebelión que culmina con la llamada Decena Trágica.

jueves, 24 de diciembre de 2015

El movimiento federalista en las Provincias Internas de Oriente

Antonio Guerrero Aguilar/ República del Río Grande

El 24 de diciembre de 1839, entró a Monterrey una tropa compuesta por dos mil hombres al mando del general Mariano Arista, con la intención de someter el movimiento rebelde profederalista al mando del Lic. Antonio Canales Rosillo. Recordemos que en 1836 se cambió de un sistema federalista republicano a uno centralista. Los colonos de Texas argumentaron que ellos habían hecho un pacto con una república federal más no centralista y se separaron de México. Fue cuando Antonio Canales se dedicó a promover una revolución con la intención de regresar el proyecto federal, quejándose de la poca ayuda y socorro que mandaban desde la Ciudad de México. Hubo rebeliones en Tampico y las Villas del Norte de Tamaulipas. Monclova y muchos pueblos de Nuevo León tomaron partido a favor del regreso a la república federal. 

martes, 22 de diciembre de 2015

El Teatro El Progreso

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

El 22 de diciembre de 1882, comenzó la temporada artística del Teatro Progreso de Monterrey, con la presentación de la compañía de Ópera de la insigne cantante mexicana Ángela Peralta. Esta panorámica corresponde a una fotografía tomada en la década de 1930. Es la calle Zaragoza de Monterrey con su tranvía, algunos vehículos, los vecinos que recorren sus banquetas. Al fondo el Palacio de Gobierno y el Palacio Federal. Monterrey aparece como una ciudad bulliciosa y activa que ya sobresalía en el plano nacional. 

El Surgimiento de Rafael Calzada que un puente quitó

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

Don Alfonso Martínez Domínguez fue gobernador de Nuevo León de 1979 y 1985. Siempre se refirió a Monterrey como una ciudad sucia y chaparra y para darle otra fisonomía al área metropolitana, buscó el apoyo de las principales empresas de la localidad para establecer una ruta escultórica llamada del Acero, del Vidrio y del Cemento, esto con la intención de unificar y embellecer el corredor urbano e industrial situado rumbo a la carretera a Saltillo. Para ello instalaron una serie de piezas escultóricas entre Santa Catarina, San Pedro Garza García y Monterrey. Todas ellas elaboradas con materiales producidos en las grandes empresas de Nuevo León. La materia prima hecha por nuestros obreros, convertida en los símbolos que han hecho grande a Monterrey y a sus municipios ahora conurbados, hasta consolidarla como la capital industrial de México. Desecharon las obras en vidrio por considerarlas peligrosas. La primera de todas, fue la obra monumental el “Surgimiento” de Rafael Calzada, colocada en 1978 en el camellón central situado en el cruce de Corregidora y Díaz Ordaz de San Pedro Garza García. Para ello hicieron una estructura cubierta con material hecho y donado por Cerámica Regiomontana. Parecía una flecha luminosa saliendo de la Tierra y orientándose al cielo. Una sección del arco iris, compuesta por cientos de mosaicos y azulejos de distintos colores. Un cuchillo de obsidiana apuntando al infinito. Esa estructura fue destruida en septiembre de 2012 para levantar el paso a desnivel entre Corregidora y Díaz Ordaz. Ya concluyeron el paso a desnivel, pero se falta algo, precisamente el Surgimiento de Rafael Calzada

lunes, 21 de diciembre de 2015

Cuando el general Porfirio Díaz visitó a La Fama

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

¿Sabían que el general Porfirio Díaz estuvo en La Fama? El 21 de diciembre de 1898, el entonces presidente de la República visitó las fábricas de los molinos de Jesús María y la de hilados y tejidos de La Fama de Nuevo León. Apenas unos días antes, el gobernador general Bernardo Reyes le mandó una carta el 9 de diciembre de 1898 al presidente Porfirio Díaz para invitarlo a visitar Nuevo León. El 13 de diciembre, el presidente le contestó aceptando la invitación. Aunque su es...tancia fue planeada para ocho días, finalmente fueron cinco; del 19 al 23 de diciembre de 1898. Hace 117 años, don Valentín Rivero pidió que amarraran a un águila real en medio del lábaro patrio para impresionar al señor presidente y las autoridades de Santa Catarina junto con los accionistas y dueños de La Fama, organizaron una fiesta para recibir a don Porfirio con todas las galas y honores propios a la investidura presidencial. El general Díaz durante su estancia en Monterrey, visitó muchas industrias que ya sobresalían en el plano nacional, tuvo encuentros y reuniones con políticos y demás representantes de la industria, el comercio, la minería y la agricultura. Solamente los empresarios Roberto Law y Andrés Martínez Cárdenas no quisieron recibir al "Héroe del dos de abril" y parar los trabajos en la fábrica de hilados y tejidos de La Leona. En consecuencia el presidente no se detuvo a saludarlos. Dicen que después comenzaron a molestarlos hasta que decidieron vender la empresa. Fue la única ocasión en que don Porfirio estuvo como presidente en Nuevo León. Y a decir verdad, como que no le gustaba regresar a nuestra tierra pues recuerden que en Icamole, García, Nuevo León, fue derrotado por el general Julián Quiroga. Como se advierte, las cosas no han cambiado mucho en todo éste tiempo. 

domingo, 20 de diciembre de 2015

La virgen del Roble: una tradición regiomontana

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


El 18 de diciembre es la fiesta de Nuestra Señora del Roble. Esta tradición regiomontana tiene su origen en una leyenda, cuando un fraile de nombre Andrés de León colocó la imagen venerable en 1592 en el hueco de un roble para protegerla de las incursiones de los llamados indios bárbaros. Al poco tiempo  de la fundación de la ciudad de Monterrey en 1596, una pastorcita cuidaba unas cabras y oyó que desde un roble le llamaban. Admirada se acercó al lugar de donde procedía el llamado. Cuál fue su sorpresa, pues vio una pequeña imagen de la virgen en la oquedad del roble. La niña avisó a su papá y éste fue hasta el templo parroquial para avisarle al señor cura. Este acudió y decidió trasladar a la virgen para ponerla en un sitio especial. Al día siguiente la imagen desapareció y la encontraron otra vez en el viejo roble. Cada vez que la llevaban la imagen regresaba, entonces decidieron construir una capilla bajo la enramada de un frondoso roble, en cuyo tronco había un hueco a modo de hornacina.  Este lugar conocido con el nombre de “Piedra Blanca”, fue el asiento de la primera misión cercana a los ojos de agua de Santa Lucía. La devoción pronto se propagó por el Nuevo Reino de León, llamándola también “La Virgen de los Nogales”, “La Madre de Dios del Reino” y “Nuestra Señora del Nogal”. Es una pequeña escultura, de las que los maestros llaman “pura vestir” de 58 centímetros. Está hecha de una mezcla de corazón de maíz y bulbos de flores, que usaron los escultores indígenas del siglo XVI. Se le viste de preciosas túnicas y ciñe en su cabecita una corona. Sobre sus pies está un gran trozo de madera, que la tradición afirma ser parte del tronco en el cual fue hallada la sagrada imagen. Su coronación se realizó el 31 de mayo de 1964. 

sábado, 19 de diciembre de 2015

121 años de ser parroquia de Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Durante el virreinato, una parroquia y un municipio tenían la misma categoría. Hubo pueblos que fueron villas y ciudades pero no tenían su parroquia. O fueron parroquias sin tener la categoría oficial. Incluso las Cortes de Cádiz manifestaron en 1812 que una parroquia también podía elegir a sus representantes. Las parroquias más antiguas de Nuevo León son las de Monterrey (catedral), Linares, Galeana, Villa de Santiago, Villaldama, Lampazos, Sabinas Hidalgo, Cerralvo, Salinas Victoria, Montemorelos y Cadereyta Jiménez. En Santa Catarina primero fuimos villa y luego parroquia. Por eso el 19 de diciembre de 1894 el señor Arzobispo don Jacinto López Romo, quien también convirtió la diócesis en arquidiócesis, decidió otorgar nombramiento de parroquias a tres templos: el Sagrado Corazón, la Purísima Concepción (ambas en Monterrey) y otra más a Santa Catarina, la cual se hizo cargo del cuidado espiritual de Garza García, La Fama, La Leona y de todo Santa Catarina cuyos límites en ese entonces llegaban hasta Montemorelos por la Sierra Madre. ¿Cuál es el ser y la razón de una parroquia? Una parroquia realiza una función integral en las personas y en las familias. Las acompaña y promueve la educación y la animación en la fe. Es un centro de coordinación y animación para diversos grupos que en ella participan y se abre a los horizontes en la construcción de un mundo mejor. Hoy mi templo parroquial cumple 121 años y eso es un motivo de júbilo y de felicidad para los santacatarinenes y de las comunidades de la Purísima y el Sagrado Corazón. Por cierto, el primer párroco se llamó Félix Hernández. 

viernes, 18 de diciembre de 2015

A15 años del Trenazo de Los Treviños

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


El día de hoy quiero recordar a quienes padecieron la imprudencia y la falta de atención necesaria como para conducir adecuadamente en nuestras calles y avenidas, repletas de obstáculos. Cerca de las 6 de la mañana del 18 de diciembre del año 2000, un camión de la ruta 120 conducido por Víctor Hugo García Rivera que recorría desde la Unidad Habitacional Adolfo López Mateos de Santa Catarina a Monterrey, le quiso ganar el paso al tren sobre la vía de ferrocarril que está en el cruce de la avenida Cuauhtémoc; causando la muerte de 16 personas y dejando heridos a 17. Después del encontronazo, se escucharon gritos de horror y lamentos. En minutos el ulular de las sirenas de ambulancias, patrullas y granaderas. El sitio repleto de peritos, funcionarios, curiosos y familiares de los accidentados. Conforme pasaba la mañana esas escenas trágicas, fueron cambiadas por los rezos, cánticos, momentos de silencio y el llanto de los asistentes que no comprendían la imprevisión y la magnitud de un accidente que bien pudo evitarse. Primero acusaron al chofer, luego a la ruta de camiones a la que siempre le han achacado unidades en mal estado. Así como a Transportación Ferroviaria Mexicana por no instalar el señalamiento adecuado en los cruces de vías y no respetar los límites de velocidad en el área urbana. Para tratar de arreglar un poco las cosas, le cambiaron el nombre y color a las unidades; ahora es la Ruta 400. Colocaron plumas y luz mercurial en los alrededores, que al poco tiempo dejaron de funcionar como se debe. Cada año los deudos llevan ofrendas a sus difuntos. Lo raro es que al año, la pluma y la alarma se accionaron aún y cuando no había paso del tren. Otro accidente más que ha tocado a la comunidad de Santa Catarina. 

jueves, 17 de diciembre de 2015

Recordando a Blue Demon

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

¿Sabían que Blue Demon era de Rinconada? El mejor luchador mexicano de todos los tiempos es ni más ni menos que Alejandro Muñoz Moreno, quien nació en una ranchería situada en el municipio de Villa de García colindante con Ramos Arizpe el 24 de abril de 1922. Cuatro años después se fue a vivir a Rinconada en donde radicó por algunos años, hasta que un buen día decidió tomar un tren y se fue a Monterrey para trabajar como ayudante de ferrocarrilero. Luego conoció al insigne gladiador Rolando Vera y se inició en la lucha libre a partir de 1948. Se hizo famoso por la pareja y amistad que tuvo con Black Shadow, quien al perder la máscara ni más ni menos que con El Santo, éste se la quiso quitar a la brava provocando el enojo de Blue Demon quien no lo permitió. Así surgió la clásica rivalidad entre El Demonio Azul y El Enmascarado de Plata. Y con todo respeto, El Santo nunca pudo con nuestro paisano de Rinconada, quien a partir de 1966 participó en 25 películas todas ellas consideradas como de culto. Luchador profesional por casi 42 años y se le conoció la Leyenda Azul, el Demonio Azul, El Manotas, El Tosco. Campeón indiscutible de los pesos welter. Dominaba la técnica como la rudeza. Luchó en Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Japón y Corea. Blue Demon falleció el 16 de diciembre del año 2000 en la Ciudad de México. Pero su legado continúa a través de la leyenda que forjó en el ring, de las películas y de su heredero. Precisamente la zona deportiva de Villa de García se llama en honor a éste gladiador que nació en una ranchería, que padeció la pobreza y necesidad de niño, pero que llegó a consolidarse como la máxima figura del pancracio nacional. Y para orgullo nuestro, de mero Rinconada de García, Nuevo León. 

miércoles, 16 de diciembre de 2015

El combate en Canoas

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

El 16 de diciembre de 1934, hubo un enfrentamiento entre una fuerza militar al mando del coronel Arnulfo Palomera López y un grupo de rebeldes que merodeaban por los rumbos de Canoas y Los Llanitos en la Sierra Alta de Santa Catarina. Ahí murieron el jefe de los alzados Paulino González y Refugio González. 

martes, 15 de diciembre de 2015

El accidente del 15 de diciembre de 1991

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Hace unos días ocurrió un fatal accidente en Santa Catarina. Entonces a una periodista de un medio informativo se refería a la calle como la "fatídica calle de Manuel Ordóñez". Recordé el accidente que el día de hoy cumple 24 años. Este ocurrió el 15 de diciembre de 1991, mientras la señora Tere García de Sepúlveda ofrecía su tercer informe de gobierno municipal cuando de pronto se fue la luz. Inmediatamente conectaron una planta que habían pedido a la CFE para alguna emergencia. El acto cívico continuó; sin más problemas a muy pocos se les avisó el origen del asunto: un tráiler cargado con bultos de harina se quedó sin frenos. En lugar de buscar un sitio donde detenerse entró a Santa Catarina para impactarse en unos negocios situados en la acera sur del cruce de Manuel Ordóñez y Morelos enfrente de La Corona y la Ixtlera. En ese lugar había una refaccionaria, algunas casas, un negocio donde cortaban el cabello y una taquería propiedad de Servando Barrios. Además de dañar los inmuebles, el camión se fue sobre dos camiones que estaban subiendo pasaje, uno de ellos de la ruta Infonavit Huasteca. Los resultados fueron terribles: cerca de 30 muertos, los daños materiales tanto a vehículos como a las casas. Aunque las cifras oficiales dieron siete muertos y 23 heridos. Al concluir el informe salí con la alcaldesa hasta llegar al lugar del siniestro. Vimos muchos cuerpos tendidos sobre el asfalto ya cubiertos con sábanas. El sitio parecía más bien un lugar en donde había ocurrido un atentado. La gente llorando preguntando por sus seres queridos. Días después se dijo que prohibirían la entrada de camiones cargados a la zona urbana. Nunca han respetado esto pues los camiones pueden entrar a Santa Catarina sin los remolques. La historia nos dice que al menos han ocurrido tres o cuatro accidentes por camiones que se quedan sin frenos y no usan las rampas de seguridad. ¿Hasta cuando van a regular el tránsito pesado en la zona metropolitana? 

martes, 8 de diciembre de 2015

A nuestra Señora de Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

Hoy es día de la festividad en honor a la virgen de la Purísima, advocación que le dieron los fundadores el 20 de septiembre de 1596 al llamarla Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey. Precisamente Monterrey tiene una basílica en su honor. La devoción a la Virgen Chiquita o de la Purísima está relacionada a una inundación ocurrida en el siglo XVIII. Por cierto, el nombre de la Purísima en cuanto dogma fue declarado por la Iglesia Católica data del 8 de diciembre de 1854. Según un acta de cabildo del Ayuntamiento de Monterrey, por medio de un decreto general de 21 de abril de 1855, se manda "perpetuar dignamente la memoria de la solemne declaración dogmática de la inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, se declara de festividad nacional el día 8 de Diciembre de cada año, y se celebra en todos los lugares de la República con las solemnidades establecidas". Por ello antiguamente se le conocía como la "Virgen Chiquita" o de "la Zapatera", debido a que una tlaxcalteca llamada Antonia Teresa estaba casada con un tlaxcalteca de oficio zapatero. En 1719 ella se refiere a la pequeña imagen como “Nuestra Señora de la Concepción”. Sabemos que Antonia era originaria del pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala y que había contraído nupcias primero con Esteban Martín y luego con Diego de Hernández. Su popularidad comenzó en 1756, cuando se dice que llovió 40 días y bajó un culebrón de agua por el río Santa Catarina. Para evitar la inundación y los efectos de la destrucción, Antonia Teresa tomó a la imagen de la virgen chiquita y con ella tocó las aguas embravecidas del río Santa Catarina que se calmaron en forma milagrosa. Con el trascurso del tiempo se construyó un templo en su honor, digno para alojar a tan milagrosa imagen. Ese templo fue substituido por otro que diseñó el arquitecto Enrique de la Mora y que fue concluido en 1946. Después ganó el premio Nacional de Arquitectura. Y para quienes vivimos en Santa Catarina, ver el barrio de la Purísima era la señal de que ya habíamos llegado a Monterrey. Oportunidad para comer unas tortas, elotes, paletas y fresas con crema que venden en sus alrededores. Muchos santacatarinenses fueron bautizados en éste templo y tres párrocos llegaron o tomaron posesión del mismo, como el padre Catarino, el padre Vale y el padre Toño Portillo. La elevación a parroquia corresponde al mismo día de nuestra comunidad y la del Sagrado Corazón de Jesús el 19 de diciembre de 1894. ¡Feliz día a todas las Conchas en su día! "Y yo te digo levántate Concepción, a echarme una gordas..." (Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina)

lunes, 7 de diciembre de 2015

La devoción a la virgen de la Purísima en Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

¿Sabían que la devoción a la virgen “Chiquita” está relacionada a las inundaciones del Río Santa Catarina? Mañana es el día de la festividad de la virgen de la Purísima Concepción de María. La tradición a la virgen está justificada en una leyenda. Fray Servando Teresa de Mier refiere de una pertinaz lluvia que duró 40 días y 40 noches. Fue cuando una mujer de origen tlaxcalteca llamada Antonia y conocida como “La Zapatera” sacó a la virgen durante una tormenta, que amenazaba con destruir la ciudad en 1756 y ésta cesó inmediatamente cuando la venerable imagen tocó las aguas embravecidas del río. Luego una señora  de nombre Petra Gómez de Castro pagó la construcción de un pequeño templo, precisamente en la entrada de Monterrey viniendo de Saltillo. Ahí estaba una plazoleta a la que luego llamaron Ignacio de la Llave Segura (1818 -1863) en honor a un ilustre liberal mexicano que fue general del ejército y luego gobernador de Veracruz entre 1861 y 1862, quien siguiendo al patricio republicano rumbo a San Luis Potosí, fue herido de gravedad. El templo antiguo de la Purísima tenía una sola nave, con bóveda de cañón y muros de sillar. Contaba con un panteón ubicado al oriente de la construcción. El 8 de diciembre de 1854 fue promulgado el dogma de la Inmaculada Concepción de María por el papa Pío IX y decidieron hacer una capilla más grande.  El 7 de abril de 1856 el Ayuntamiento de la Ciudad de Monterrey concedió un terreno más extenso para construir un nuevo templo para la virgen de la Purísima. Por eso tiempo dejaron de enterrar difuntos en el panteón. La bendición de la capilla de la Purísima se hizo el 5 de diciembre de 1862, y estuvo a cargo del gobernador eclesiástico el padre José Lorenzo de la Garza Elizondo. Posteriormente, el templo se circundó con columnas de sillar y el frente del templo se remató con una cruz de fierro. El templo fue destruido en 1942 para hacer la monumental obra de la basílica actual. 

domingo, 6 de diciembre de 2015

La casa de la familia Audiffred

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


El 7 de diciembre de 1932, las autoridades municipales hicieron constar que el señor Alfredo Audiffred de Clement se nacionalizó mexicano desde el 17 de junio del mismo año. Don Alfredo nació en Chalanette, Basses Alpes, Francia el 20 de octubre de 1885. Estudió en Francia para técnico industrial. Llegó a Monterrey para trabajar en los negocios de los hermanos Cantú Treviño. Más tarde llegó a ser el director de la Fábrica de Hilados y Tejidos de la Leona. Logró aumentar la producción textil de la fábrica de hilados de la Leona. Se casó en Santa Catarina con María González Steel. Dedicado al comercio, tenía un molino de nixtamal en su propiedad, murió en Santa Catarina el 12 de noviembre de 1969. Del matrimonio hubo una hija llamada María Alicia Audiffred González Steel. Ella nació en Santa Catarina el 13 de agosto de 1927. Estudió la primaria en Santa Catarina y la carrera comercial en el Escuela Vanguardista Comercial de Monterrey. Fue secretaria en la oficina que la Tesorería General del Estado de Nuevo León tenía en Santa Catarina, precisamente en la casa de ellos. Participó en actividades de desarrollo comunitario como en la introducción del drenaje sanitario en Santa Catarina. Fue presidenta del Consejo de Restauración del Templo Parroquial de Santa Catarina que se cayó en julio de 1984. Murió en Monterrey en 1993.La casa que fue de los Audiffred, en su tiempo fue hogar de la familia, un molino, oficina recaudadora, sede de la Junta de la Comunidad de Accionistas de Santa Catarina, En el 2011 se hicieron gestiones para adquirirla y dejar en ella el archivo histórico municipal y una sala para la exposición de objetos históricos, que fue abierta en septiembre de 2013. Lamentablemente en el mes de marzo del año en curso, una parte del techo se colapsó. Esta casona de los Audiffred está situada en la esquina de Ocampo y Zaragoza, a tan solo una cuadra del palacio municipal. Ojalá y pronto le regresen su vocación como una casa de la memoria y de la identidad santacatarinense. 

jueves, 3 de diciembre de 2015

El recuerdo de una imagen

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Dicen que recordar es volver a vivir, pasar por las cosas más bien por el corazón. Luego la memoria las hace presentes. El recuerdo evoca, trasmite y revive. Actualiza las vivencias para convertirlas en experiencias de vida y estas forman la sabiduría, en cuanto que nos ayudan a encontrarle “sabor” a nuestra vida. Por eso dicen que el sabio es el ser humano que tiene un claro sentido de su existencia. El pasado ya se fue, no puedo cambiarlo. Pero si añorarlo, rechazarlo y a lo mejor ocultarlo si me deja ingratas y dolorosas experiencias. Tal vez la función del recuerdo se cumple con la famosa adivinanza: “puedo traer lágrimas a tus ojos y resucitar a los muertos; lo creo en un instante y dura toda la vida. ¿Qué soy? Un recuerdo”. Maravilloso concepto que tiene precisamente su origen en la palabra corazón. Con una foto ubican el contexto, ven rostros con los que se identifican. Pasamos del signo a la cosa significada. No estoy yo en esa imagen, pero existe la posibilidad de que yo lo sea. De pronto se forma un puente entre mi vida y ese pasado oculto en el tiempo. Esta fotografía corresponde a un grupo de cinco monaguillos, acólitos dirían los que saben. Uno de ellos ya no está físicamente con nosotros, los otros cuatro sí. A uno de ellos debí poner la leyenda para que no se viera su rostro, no lo ubicaran para evitar su enojo. A lo mejor los reconocen, son de aquí de Santa Catarina y ahora son hombres de bien. Bien dicen que el pasado es un país extranjero. En él ocurren las cosas de una manera diferente. Pero tienen la cualidad de que son mías cuando las apropio y pienso en ellas. 

miércoles, 2 de diciembre de 2015

La colonia Industrias del Poniente

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

De ser un municipio con una cabecera, algunas congregaciones y muchas comunidades agrícolas, durante la década de 1960 comenzaron a construirse los primeros desarrollos para vivienda de los trabajadores que tenían sus empleos en los corredores industriales de La Leona, Los Treviño y El Lechugal. Surgieron en ese orden las colonias Protexa, la Industrias del Poniente y la Unidad Habitacional Adolfo López Mateos. La primera formada por empleados de Protexa, siguiendo más o menos la línea de los empresarios que se adelantaron al programa de Infonavit; la segunda para obreros como empleados de muchas fábricas situadas entre La Leona y Santa Catarina y la tercera para familias que llegaron de otras partes para instalarse en la zona. El crecimiento demográfico parecía sacar del letargo a nuestra municipalidad que para 1960 contaba con apenas 12,895 habitantes y que llegó a 36,385 habitantes de acuerdo al censo de 1970. En terrenos dedicados a la agricultura, situado entre Los Arredondo, El Lechugal y la Acequia del Molino se construyeron doce calles a las que pusieron nombre de los meses del año. Con tan solo dos accesos: por la calle Leocadio Páez y otro por el callejón Galeana. A partir de 1966 y 1967 comenzaron a llegar las primeras familias para formar la conocida colonia de la “Industrias”. Muchos vecinos recortaban el camino haciendo veredas por los terrenos baldíos, en donde ahora está la colonia Aurora. Fue cuando una vecina ilustre del sector adquirió dos propiedades en la confluencia de las calles Abril y Septiembre para que los habitantes accedieran más rápido a la carretera Monterrey-Saltillo conocida como de Manuel Ordóñez. Esta fotografía me la mandaron hace tiempo, ya no recuerdo el nombre del generoso lector. Ahí están unos niños sobre la calle Diciembre que tenía pavimento. La parte sin pavimentar era Galeana. Es raro que una calle reciba el nombre de un lado y otro del extremo opuesto.