lunes, 30 de noviembre de 2015

Las rutas y caminos por la sierra

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Hace unos meses, durante las campañas electorales le pidieron al actual gobernador una carretera que pueda comunicar a los poblados de la Sierra Madre y los enlace con Santiago, Nuevo León y Arteaga, Coahuila. Un buen abogado y vecino de La Fama cuyo nombre me reservo, pidió esa vía siempre y cuando no se alteren los ecosistemas de la zona natural protegida del Parque Nacional Cumbres de Monterrey. A decir verdad, todos nuestros pueblos y comunidades situados a la vera del río y de otros arroyos, al pie de las montañas sagradas; siempre han batallado para acceder a sus solares nativos. Casi todos salieron de sus hogares para instalarse ya sea en Saltillo, Monterrey o Santa Catarina. Luego regresaron por sus padres y los trajeron a residir con ellos. Hasta que gradualmente muchas casas se quedaron esperando el regreso de sus residentes. En la Sierra Madre hay caminos de terracería que dependen mucho del cuidado de los mismos pobladores como de las autoridades que a veces se les olvida que allá también viven familias con muchas necesidades. Desde tiempos ancestrales, la gente bajaba a pie, a lomo de caballo, burros o mulas. A veces en carretas. El traslado puede durar horas y a veces días o noches. Allá por la década de 1950 hubo un camión que subía hasta la Ciénega de González, al que llamaban “El León de la Sierra”, pero una vez se salió del camino para caer en un arroyo. Entonces debían esperar que algún vecino de Santa Catarina “con buen mueble” tuviera algún negocio allá arriba. Como la gente de Santa Catarina es muy comunicativa (con todo respeto), sabían quién tenía vuelta y entonces se hacían los encargos. Yo recuerdo a don Chuy Esparza que muy de madrugada llamaba a la estación de radio XET y les daba noticias de cómo estaban las cosas acá abajo. El señor Esparza se las ingeniaba y se daba cuenta de quien tenía una vuelta y se aprovechaba lo mismo para llevar como para traer cosas. Esta foto debe corresponder a la década de 1960 y la tomé prestada de la página de Juan García Guerra y en ella se puede apreciar perfectamente como en una camioneta se hacían los “encargos” y asuntos para arreglar. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario