sábado, 17 de octubre de 2015

Cuando la persona despierta en el ataúd

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


¿Y si la vida es un sueño, la muerte es un despertar? Las personas mueren, pero a veces regresan a la vida. Y lo digo literalmente, pues pueden sufrir ataques de catalepsia en donde no presentan signos vitales. Es un trastorno repentino en el sistema nervioso con el cual se pierde la movilidad y de la sensibilidad del cuerpo. Durante este estado, el cuerpo permanece paralizado y da la impresión de que perdieron la vida. Nada más imagínense, en aquellos años cuando no se hacían autopsias, a veces enterraban a personas sin estar muertas. Para tener la certeza de que estaban sin vida. colocaban una campana sobre la tumba que el difunto podía sonar si despertaba dentro del ataúd. Posiblemente la campana se movía con los aironazos, haciendo pensar de que la persona enterrada había recuperado la conciencia.  En Cadereyta Jiménez, cierta vez unos ladrones fueron a una tumba para robar las pertenencias del difunto después del duelo. Cuando quisieron arrancarle un anillo, le cortaron el dedo y el señor que ahí estaba despertó, provocando la muerte de uno del malhechor. Bueno, perdió el dedo más no la vida. Cuentan de algo similar en nuestro pueblo; cuando se realizaba un sepelio de pronto a quien consideraban sin vida se levantó y vio a todos que rezaban en su alrededor. El vecino regresó a sus actividades habituales dejando un halo de misterio en su retorno a la vida. 

1 comentario:

  1. La famosa historia de Don Juan "el muerto". Segun comentarios de las personas mayoras que conoci, el Sr vivio ahi por las calles de mina y zaragoza y en efecto, mientras lo estaban velando desperto y se levanto de su ataud. La gente corrio despavorida y asustada porque no lo podian entender.

    ResponderEliminar