martes, 20 de octubre de 2015

Las necropolis en Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


Es paradójico que para una ciudad con cerca de 250 mil habitantes, apenas cuente con cuatro cementerios: el San Juan de Santa Catarina, el de La Fama, uno particular administrado por la compañía Protecto Deco y uno más situado en Los Placeres en la Sierra Alta de Santa Catarina. El panteón San Juan está conformado por dos secciones, una que se comenzó a construir a partir de 1861 y la otra en 1899. Está situado entre la colonia Norberto Aguirre y la carretera Monterrey-Saltillo, a un lado del mercado de abastos. El de La Fama está situado al pie de las Mitras, en la colonia Trabajadores. Ahí está desde 1927 y es administrado por los vecinos que tienen a sus fieles difuntos en el mismo. El de Protecto Deco está al norte, muy cerca de las instalaciones de Pemex con rumbo a las pedreras. Este comenzó a funcionar a fines de la década de 1980. Mientras que el panteón situado enfrente del rancho de Los Placeres, es la última morada de los pobladores que habitaron y aún viven en El Pajonal, Canoas, Santa Cruz, El Tunalillo, San Antonio de la Osamenta y Los Llanitos. Cuando el panteón está en el atrio y dentro de un templo, se llama camposanto. Santa Catarina tuvo uno en el templo de Santa Catarina Virgen y Mártir. Ahí depositaron los restos de aquellos que se nos adelantaron entre 1810 y 1860 más o menos. Debido a las leyes de la Reforma de 1833, los camposantos debían convertirse en panteones. Fue cuando los vecinos buscaron un terreno en un lugar llamado La Campania, ubicado más o menos en donde ahora está el panteón San Juan, llamado así en honor a la virgen de San Juan de los Lagos. "Panteones de la ciudad, historia escrita en piedra de los que ya se fueron...". 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario