lunes, 14 de septiembre de 2015

Los pueblos de Nuevo León que participaron en la lucha insurgente

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Fueron pocos los municipios de Nuevo León que tuvieron algún evento o situación relacionada con la lucha independentista. Para muchos la traición y la aprehensión de Hidalgo, Allende y sus tropas, se planeó en una casona que afortunadamente aún está en el casco viejo de García. Ahí también sobre la calle Morelos está la casa que perteneció a Ignacio Elizondo, el ilustre militar que logró capturar a unos 800 insurgentes con tan solo 200 hombres procedentes de Monclova, Castaños, San Buenaventura, Múzquiz y otros pueblos del Distrito del Río Grande en Coahuila. Tiempo después sobresale en ataque a Monterrey el 2 de julio de 1813, los 15 días que permanecieron en la Pesquería Grande y al asedio por parte de los realistas, la batalla en La Calera en el actual municipio de Salinas Victoria el 18 de julio del mismo año, en donde cerca de 100 simpatizantes con la causa insurgente fueron completamente derrotados. Algunos tiroteos en Nacataz y en el Puerto del Durazno. La aprehensión del insurgente José Urbina Cantú en Santa Catarina y los cadáveres de algunos 20 rebeldes que colgaron en la hilera de las palmas que había al píe del Cerro de las Mitras. Dicen que había un grupo de mujeres que lo mismo enfrentaban a los criollos que cuidaban a los enfermos, preparaban la comida y amamantaban a los niños. Ahí donde el entonces párroco de San Juan Bautista, el padre Jesús María Fernández se quitó la sotana para que lo mataran de una vez, si no terminaban con el estado de sitio en que tenían al pueblo. Miembros de las naciones indígenas de Garzas, Carrizos y Ayaguas que apoyaron a los insurgentes. Nuestros pueblos tienen muchas historias y un pasado glorioso que pasa imperceptible o permanece en el olvido para muchos.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario