lunes, 24 de agosto de 2015

Una montaña que quieren destruir

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


A Monterrey se le conoce como la ciudad de las montañas y también por el emblemático cerro de la Silla, pero propiamente la única montaña situada en jurisdicción territorial de Monterrey, es el llamado cerro de las Mitras, considerado desde tiempos ancestrales como el espíritu protector y dador de vida de quienes viven al pie de la montaña. Dicen que el mejor mármol del mundo es el de las Mitras. La cadena montañosa tiene una extensión de casi 20 kilómetros de largo, distribuidos en cuatro municipios: de su lado sur con San Jerónimo- Monterrey, San Pedro Garza García y Santa Catarina y del lado norte con el sector Cumbres- Monterrey y una pequeña parte con García. La sierra de las Mitras está compuesta por una extensión territorial de 3,744 hectáreas. Está rodeada de colonias pero también de pedreras en las cuales extraen material usado para la construcción como para la producción acerera. Lamentablemente en esas zonas se hace una total remoción de la vegetación natural y nativa, para dar paso a la explotación desmedida. En los límites entre Santa Catarina y García, han desaparecido literalmente 188 hectáreas de la montaña. En cambio por el lado de Santa Catarina, San Pedro Garza García y San Jerónimo, el daño es más visible y alcanza la destrucción de al menos 104 hectáreas. A cómo vamos, un día van a terminar con una de las montañas más emblemáticas y hermosas de Nuevo León. Por ejemplo, la séptima parte de esa montaña ya fue devastada de manera irreversible. El paisaje, la diversidad de la vida y todo lo que de ella se deriva ha sido destruido. Actualmente operan doce pedreras de un total de 64 que operan en todo Nuevo León. Sin afán de perjudicar la producción como el empleo de quienes ahí laboran, pero son las responsables del daño a nuestras montañas y sierras. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario