domingo, 30 de agosto de 2015

El corazón cívico de La Fama de Nuevo León

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


Por alguna razón o circunstancia en su desarrollo urbano, La Fama mantiene diversos “centros”: históricamente está en vieja fábrica situada por la calle Guerrero. En lo religioso están los dos templos, San Francisco de Paula y San Vicente de Paul. En lo económico la gente acude a las dos tiendas situadas sobre la avenida Díaz Ordaz y en lo educativo el alumnado se reparte en varias escuelas. En lo social tienen lugares en donde se reúnen para alguna celebración y el llamado “Teatro de la Ciudad” que originalmente era el famoso salón de reuniones de la sección 49 textil y que rentaban para fiestas y bailes. Y efectivamente tienen muchos centros sociales pues los fameños tienen la cualidad de ser fiesteros y buenos bailadores; pues a decir verdad, muchos conjuntos de la “onda grupera” se dieron a conocer en los bailes masivos que se hacían cada domingo. Pero indudablemente tiene un corazón cívico que le da ese aire de pueblo: la plaza Bernardo Reyes trazada a principios del siglo XX, llamada así en honor al entonces gobernador del Estado. Ahí está el único monumento inaugurado para las fiestas del Centenario de 1910, dedicado al padre Miguel Hidalgo y Costilla. Al poniente de la misma la escuela Benito Juárez llamada así en 1906 por el centenario del natalicio del Benemérito, cuya edificación data de 1933 y 1935; convertida en la casa municipal de la cultura en 1991. En seguida un salón en donde se reunieron los hermanos liberales de la masonería y en el extremo norte unos juzgados con su respectiva cárcel; que cedieron para la construcción de una escuela. La plaza estaba delimitada al norte por los arcos de la atarjea que destruyeron en 1969. La traza y forma de ésta plaza fue cambiada por otra en 1977, siendo alcalde don Memo Garza Luna. Con doña Tere García recuperó más o menos su forma original y hasta le pusieron un kiosco en 1991 y como recuerdo a los arcos, se hizo un monumento entre 2004 y 2005 con Irma Adriana Garza en la alcaldía. ¡Cuántos cambios en apenas un siglo! 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario