lunes, 10 de agosto de 2015

A la memoria del doctor Eduardo Aguirre Pequeño

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


El ilustre científico y educador, Eduardo Aguirre Pequeño nació en Hualahuises, Nuevo León el 14 de marzo de 1904. Hijo de Juan Aguirre y Leónides Pequeño. Cuando su padre falleció, debió trabajar en las labores del campo. Acudió a Ciudad Victoria, Tamaulipas para concluir su educación básica. Gracias a una beca llegó a Monterrey para estudiar en el honorable Colegio Civil y entre 1926 y 1932 en la escuela de medicina de Monterrey. En 1946 cursó en la Universidad de Tulane, Nueva Orleans una especialidad en medicina tropical. Siempre tuvo presente que: “no hay dificultad tan fuerte que resista los embates de una voluntad firme ni de vulnerar un trabajo continuo a favor de la justicia y bienestar del hombre”. Esta convicción fue para él un impulso para cada una de las acciones emprendidas en su vida. Fundador de las escuelas de biología, agronomía y psicología de la entonces Universidad de Nuevo León. El doctor Eduardo Aguirre Pequeño fue maestro y fundador de algunas dependencias universitarias de la UANL como biología, ingeniería química, psicología y agronomía. Asistió como ponente a numerosos congresos internacionales y perteneció a diversas sociedades científicas y culturales de América y Europa. Obtuvo el premio “Luis Elizondo” en 1972. Autor de varios ensayos de carácter histórico y científico. Contribuyó con sus investigaciones en la cura del mal del pinto y del mal del pulmón derivado por la presencia de esporas de guano de murciélago en el sistema respiratorio. Todo por la ciencia y le investigación médica, se hizo padecer en carne propia las enfermedades para darle un adecuado tratamiento. Siempre consideró a nuestras montañas y parajes como los más bellos de Nuevo León. Murió el 18 de julio de 1988 en Monterrey. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario