lunes, 13 de julio de 2015

El rancho de los Muertos

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


El ser humano tiende a levantar monumentos y recuerdos en donde algo significativo ocurrió. Precisamente un trofeo se hacía con todas las cosas que quedaban regadas en el campo después de un combate y luego acudían a él para recordar a los caídos. Luego ese nombre designa a lugares y los sitios nos refieren cosas misteriosas que debemos aprender o saber de ellas para conocerlas. Un misterio es una enseñanza que se nos va develando gradualmente. La Cuesta de los Muertos nos pl...antea dos aspectos: se llama así por ser el tramo más peligroso de la carretera Monterrey-Saltillo y a sus cañadas han caído infinidad de vehículos. Es el punto donde la neblina hace imposible la visibilidad y la lluvia convierte al asfalto en un patinadero. Para quienes conocieron el viejo tramo que afortunadamente aún existe. Por otro lado, sabemos que el camino estaba repleto de cruces pues los indios gavilanes y tobosos que ahí vivían durante el siglo XVII y XVIII eran muy dados a robar y a matar a sus víctimas. La Cuesta de los Muertos fue lugar de frontera entre la Nueva Vizcaya y el Nuevo Reino de León y limítrofe entre Saltillo y Monterrey. Ahí se juró la Independencia del Nuevo Reino de León en julio de 1821 y el plebiscito que justificó la anexión de Coahuila a Nuevo León el 19 de febrero de 1856. El entorno de las montañas más o menos está igual. Las partes bajas han sido dañadas por las tres carreteras, la vieja de 1935, la otra de cuatro carriles construida en 1975 y recientemente por la autopista. Por ahí baja un arroyo desde el cerro de Urbano y durante muchos años hubo una majada y un rancho llamado Los Muertos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario