lunes, 20 de julio de 2015

Al “Héroe de Nacataz”

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Máquina 501 es un corrido muy famoso que rinde memoria al “Héroe de Nacozari” allá en Sonora. Se llama Jesús García (no ha muerto, aún vive en su obra y en su corrido); dio la vida el 7 de noviembre de 1907 al alejar una locomotora, “la que corría por Sonora, por eso los garroteros, el que no suspira llora” para salvar de una explosión a ese poblado. Pues resulta que Nuevo León tiene también a su “Héroe de Nacataz” cuyo nombre no se debe olvidar: Jesús Espinoza Rodríguez. El nació el 24 de diciembre de 1926 en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Hijo de Nicolás Espinoza, jefe de patio de la estación de Nuevo Laredo y de Josefa Rodríguez. Al morir su padre en 1942, entró a trabajar a Ferrocarriles Nacionales de México. El 11 de octubre de 1946, salvó a todos los tripulantes y pasajeros del Águila Azteca que se dirigía a Nuevo Laredo. Iba como garrotero abanderado en el caboosse de un tren carguero que había salido de Saltillo. Al llegar a Nacataz, en una curva  se descarriló pereciendo tres de sus integrantes. Jesús Espinoza quedó mal herido pero aun así se levantó para advertir al tren de pasajeros Águila Azteca. Afortunadamente los conductores vieron la señal de alarma y detuvieron la marcha. Sin ese esfuerzo de Jesús Espinoza, todos los tripulantes del tren hubieran perecido. Dicen que de ocurrir esa colisión, se hubiera convertido en el más grande accidente ferroviario en México.  Por su heroísmo, recibió un reconocimiento en el teatro Bolívar de la ciudad de México, reconociéndole como el “Héroe de Nacataz”, un premio económico y una medalla al mérito.  Siguió trabajando en los ferrocarriles. Pero su destino era morir sobre el riel y en el tren: el 6 de junio de 1949, con apenas 22 años de edad falleció en un accidente ferroviario en la estación Reata rumbo a Monclova. Por eso en Nuevo Laredo hay una gran avenida en su honor. Pero en García y Monterrey que yo sepa no.  Menos en Santa Catarina. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario