sábado, 30 de mayo de 2015

Ezequiel Steel, la fábrica de La Fama y la batalla de San Bernabé

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Hace 143 años hubo un enfrentamiento entre los seguidores de Porfirio Díaz quienes enarbolaban el Plan de la Noria, mediante el cual querían evitar la reelección de Benito Juárez.. En entonces gobernador de Nuevo León Jerónimo Treviño y el general Julián Quiroga mantenían el control de Monterrey a través del cerro del Obispado. Las fuerzas federales al mando de Diódoro Corella atacaron a Monterrey obligando a los rebeldes a enfrentarse en San Bernabé del Topo Chico. Ahí, los 3 mil efectivos hicieron un ataque con artillería y bayoneta, derrotando a 3,500 rebeldes que apoyaban a Porfirio Díaz. En esa batalla murió Ezequiel. B. Steel, pionero de la industrialización en Nuevo León. El nació en Washington, Estados Unidos en 1819. Hijo de Lettis J. Steel y Sara Steel Gross. Fue uno de los accionistas fundadores de la Fábrica de Hilados y Tejidos de la Fama en 1854, en la cual trabajaba como maquinista. Contrajo matrimonio con Carlota Fuentes Durán de Saltillo. Asistió a la Batalla de San Bernabé del Topo Chico que se verificó a inmediaciones del poblado del mismo nombre en Monterrey, apoyando a Jerónimo Treviño y a Julián Quiroga. Ahí murió víctima de un balazo a la 1 y media de la tarde del 30 de mayo de 1872. Su familia compuesta por su viuda y sus hijos Manuel María, Sara, Virginia, Josefa y Ezequiel, mandaron exhumar sus restos en Monterrey, para depositarlos en el Panteón San Juan el 12 de octubre de 1872. Los descendientes de la familia Steel se fueron de Santa Catarina; quedan pocos de ellos quienes seguramente ni siquiera saben que en el panteón San Juan de Santa Catarina (además de nuestras autoridades municipales), están los restos de uno de los primeros empresarios que hicieron fuerte a Nuevo León, un ciudadano que tomó las armas y aunque en esa ocasión perdieron, bien se le puede considerar un héroe de guerra. Ojalá y un día no destruyan el monumento mortuorio en honor a tan ilustre familia. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario