domingo, 31 de mayo de 2015

El cacique Huajuco y el asalto a la hacienda de Santa Catalina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

El 31 de mayo de 1624, la todavía llamada hacienda de Santa Catalina fue atacada por un grupo de los llamados "indios bárbaros" encabezados por los caciques Huajuco y Colmillo. En esa ocasión incendiaron la casa grande, las trojes, las bodegas y los jacales en donde habitaban los antiguos pobladores. Fue cuando el mayordomo Diego Pérez salió sin ropa para confundirse con los indios, pero fue cruelmente agarrado a flechazos muriendo en ese albazo. En esa ocasión se perdieron l...os títulos de propiedad que amparaban la posesión legal de la hacienda en favor de la familia García de Quintanilla. Huajuco fue un cacique huachichil perteneciente a la nación Cayo Cuapa junto con su hermano Colmillo. Este fue bautizado con el nombre de Cristóbal y cuando fue gravemente herido, huyó hasta un paraje situado río arriba del Ramos en Allende, en donde murió. Por las noches en los alrededores, oyen el canto y el llanto del cacique. Pero regresando a Huajuco, quien indudablemente es el más conocido de todos los caciques indígenas del siglo XVII, pues su nombre da origen a una extensión territorial situada al sur de Monterrey, la cual atraviesa los municipios de Santiago y una parte de Allende, delimitada por la sierra Madre y el cerro de la Silla. A Huajuco se le describe como alto, feroz, mandaba con imperio y hablaba diversas lenguas. Mantuvo en estado de sitio a Monterrey y a sus alrededores con sorpresivos y continuos ataques. Se convirtió al cristianismo y aún así se dedicó a robar jóvenes indios para venderlos en colleras. En 1625, yendo con rumbo hacia el río del Potosí (allá por el actual Galeana, Nuevo León), los mismos indios se le rebelaron, dejándolo gravemente herido; incluso mataron a un hermano suyo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario