martes, 7 de abril de 2015

En memoria de las víctimas del 2007 en Santa Catarina



Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina 

En la mañana del Domingo de Ramos del 1 de abril de 2007, un tractocamión con doble caja entró a Santa Catarina a la altura de la Puerta a Monterrey por la calle de Manuel Ordóñez. Cargado con 60 toneladas de tubos de acero y sin frenos; a su paso causó la muerte de al menos 15 personas, muchos heridos y destruyó 20 casas y negocios en un trayecto comprendido entre las calles de Primera Avenida y
Zaragoza. El tráiler provocó cuantiosos daños a casas, negocios y vehículos particulares. Derribó postes de la Comisión Federal de Electricidad, por lo que todo el primer cuadro de Santa Catarina quedó sin energía por varias horas al igual que cables de teléfono y medidores de gas como de agua potable. Ahí en la llamada "tienda grande", el camión detuvo su marcha. Una casona centenaria logró detener el avance destructivo y fatal. Ese domingo por la mañana, algunos de los muertos esperaban el camión para trasladarse a otros sitios. Otros sin deberla ni temerla estaban en el lugar menos indicado. Luego el incendio, la gente que salió de misa para ver el accidente regresó de nueva cuenta al templo parroquial al ver la espeluznante tragedia. El entorno parecía más bien un escenario de guerra. La casa donde fue el accidente del tráiler el 1 de abril del 2007, afortunadamente aún está en píe. Después del accidente muchos propusieron la destrucción total del inmueble. Afortunadamente fue defendida por el centro INAH de Nuevo León y se volvió a reconstruir la parte afectada. En la entrada principal aún está una piedra que tiene las iniciales de don Serapio Martínez Ayala, recordando al hombre que promovió su edificación en 1910. Vaya un sincero homenaje a quienes perdieron la vida y a sus deudos a quien aún no se la ha socorrido como se les prometió y ni siquiera se hizo de parte de nuestras h. autoridades el memorial respectivo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario