sábado, 18 de abril de 2015

El Refugio de los Aguilar

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

Literalmente el apellido Aguilar significa “peña en donde anida el águila”. Este tiene su origen en Salamanca, Segovia y Navarra, España. Es un apellido que tiene sus distintas ramificaciones en las regiones altas de la Sierra Madre Oriental. Precisamente ahí donde confluyen los municipios de Santa Catarina, García, Ramos Arizpe y Arteaga está el “Refugio de los Aguilar”. Un lugar casi deshabitado por personas pero repleto de pinos y cañadas. Ahí se asentaron los descendientes de don Atanasio Aguilar, un labrador nacido en 1814 casado con Teódula Flores. Tuvieron por hijos a Miliana, Timoteo, Aurelia, Candelario, Francisca y Patricio. Todos los Aguilar de Canoas, Llanitos y el Refugio, son descendientes de Patricio y Candelario. Patricio nació en 1847 y estuvo casado con Blasa Flores. Fue todo un personaje, dicharachero, ocurrente, alegre. Hay muchas anécdotas acerca de su vida que lo colocan como una especie de “filosofo de Güemes” pero en su versión de “filósofo de Santa Catarina”. Para llegar al Refugio de los Aguilar deben bajar por San José de los Nuncio, llegar hasta la cuesta de las Navajas, pasar por el Agua del Toro, la finca de Petra Aguilar y luego el Refugio. Ahí está el solar con una construcción de piedra que sobresale en medio del bosque. La otra es que lleguen hasta Canoas, los Llanitos y luego el Refugio de los Aguilar. El Refugio pertenece a Santa Catarina y les aseguro que es uno de los lugares más hermosos de todo el municipio, al margen y sin contar la relación familiar con el entorno y la región. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario