miércoles, 11 de marzo de 2015

El Castillo del Arte y de la Cultura

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Para entrar al edificio había unos escalones en ladrillo rojo. Una gran terraza se presentaba como patio central. Ahí estaba una fuente elaborada con mosaicos, unas bancas y una mesa del mismo material. A la izquierda un acceso para llegar a las grutas. Bueno, una réplica que la gente comparaba con las del municipio de García. Pero las del castillo estaban hechas con material de construcción y sinceramente daba la impresión de ser naturales. Regresando a la terraza principal, ahí estaba el aljibe y algunas esculturas que don Manuel Frías realizó. La loma fue adquirida entre 1949 y 1951 por Manuel Frías, quien pagó por ella 20 mil pesos para edificar un castillo. Tal vez fue la primera galería para exponer obras de arte en Nuevo León en 1955. A simple vista parece un castillo de cuentos de hadas, pero en realidad era el Castillo del Arte y de la Cultura;  construido con la ilusión de ser un orgullo para Santa Catarina y otro atractivo turístico más en la región. El castillo ciertamente se hizo con fines culturales, aunque mantenía algunas habitaciones en las que cuales bien se podía residir. Manuel Frías García fue el artífice de un sitio pensado como un museo o centro cultural el cual era cuidado por un señor de nombre Tereso quien vivía con su familia por la calle Diez de Mayo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario