jueves, 26 de febrero de 2015

¿Y cómo se hizo el agujero?

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Entonces ¿Cómo se hizo el agujero? Por la erosión del viento a lo largo de cientos de años. El clima también intervino para moldear y darle forma a la roca. Tiempos de frío y humedad. Luego periodos de mucho calor. La consistencia de la roca pierde su dureza y revienta. Luego los truenos intervienen cual martillo que rompe una estructura. La lluvia aparece; templa las paredes y placas calizas. El escombro es llevado a las partes más bajas. Pero la sierra aún se está formando y de vez en cuando se sienten movimientos o reacomodos en la montaña. Llega el ser humano y al pisar o quitar un trozo también participan para dar la forma de un círculo imperfecto, alargado. Debe tener una altura y anchura considerable como para verlo desde el valle. Probablemente los amantes de la escalada y el turismo extremo tengan alguna referencia al respecto. El agujero no lo hizo ningún tiro de cañón. No fue labrado por la mano del ser humano sino por la naturaleza, que hizo un emblema tan significativo para quienes nacimos o somos de aquí. O curiosidad y extrañeza para quienes de pronto se dan cuenta de su existencia. Y un objetivo para alcanzar para quienes les gustan los retos. Un punto que provoca la imaginación, la ingenuidad y los sueños. Y este agujero le da nombre a la sierra de la Ventana de Santa Catarina desde el siglo XVIII. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario