sábado, 28 de febrero de 2015

Una raya en la sierra

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Hace tiempo publiqué algo sobre la famosa "Raya", un sitio singular el cual usado como vereda rumbo a un mirador natural en dónde se podía ver todo el cañón como el valle de Santa Catarina. Originalmente fue una ruta para los pastores con sus hatos de cabras. A partir de la década de los 1950 fue recorrido como lugar de entrenamiento. Accedían por la calle Miguel Alemán en donde comenzaban las primeras quintas de la Huasteca. Entonces comenzaba una subida de casi 200 metros que presentaba cierta dificultad. Ya en la cima se podía ver todo el entorno y a veces comenzaban otro reto: bajaban por el otro lado hacia el río Santa Catarina para continuar el recorrido hacia los demás cañones. La Raya era excelente para hacer ejercicio; todo un reto para los equipos de futbol y deportistas para hacer condición. Hacían competencias para ver quienes subían y bajaban sin agotamiento o en menos tiempo posible. Una vez estuve todo un día esperando una famosa venida de agua que se había desprendido de una presa durante las inundaciones del Gilberto en septiembre de 1988. Le dije a un militar que no había presas en la sierra y enojado nos mandó a vigilar que no bajara agua considerable por el río.Lamentablemente en el 2006 cortaron el acceso para construir un desarrollo inmobiliario. Todavía se podía recorrer la ruta dando vuelta a la colonia, pero de pronto les dio por construir la autopista y con ello dañaron la Huasteca, la Raya, la loma del Frijolillo, uno de los manantiales de las Anacuas, cientos de especies de un pino que solo se da en la región y demás flora y fauna existente, unas pinturas rupestres a la entrada del cañón de Cortinas y otras en la cuesta de los Muertos y el manantial donde nace el río Pesquería. Todo en beneficio de una carretera que a mi juicio bien se podía construir en otra parte. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario