martes, 17 de febrero de 2015

Una acequia en La Huasteca

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Hace unos 60 años, el municipio de Santa Catarina aún estaba conformado por la cabecera municipal, tres pueblos con la categoría de congregaciones en La Fama, Los Treviños y La Huasteca. Un ejiido llamado El Potrero, varias haciendas y ranchos. Ahora todos tienen el título de colonias. Incluso para la cabecera municipal se le denomina colonia centro. La Huasteca alguna vez fue hacienda a la que llamaron de Los Buentellos y gradualmente la sierra y el cañón le dieron su nombre. Un lugar apacible y considerado uno de los mejores sitios para residir y visitar. Con una acequia que iba hasta El Molino y los Temporales rumbo al norte. Gracias a ella había fincas de descanso a las que llamaban quintas y terrenos en donde propiamente se sembraba y cosechaba lo que los labradores confiaban a la madre Tierra. En ésta imagen tomada de una vieja postal vemos en primer plano la acequia cercada por árboles, el camino de terracería tan transitado por la gente de la sierra, la quinta San Juan propiedad de don Fidel Ayala Jiménez y la casa de don José Elizondo. Estuve el sábado por la mañana y quedé asombrado de cómo cambian y también nosotros dejamos que cambien. Tenía razón el doctor Eduardo Aguirre Pequeño cuando consideró a todo éste lugar como el paraje más hermoso de todo Nuevo León. Bueno, alguna vez tuvo todo para serlo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario