viernes, 20 de febrero de 2015

La Cueva de la Virgen

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


“Que llueva, que llueva, la virgen de la cueva”: En el cañón de Santa Catarina sobresalen dos cavernas, una encima de la otra; la de abajo más pequeña llamada la cueva del Guano y la más grande llamada la cueva de la Virgen. El ilustre científico Eduardo Aguirre Pequeño las estudió, preferentemente para determinar la enfermedad que causa el excremento del murciélago, usado por mucho tiempo como abono y fertilizante. Quienes recogían el guano adquirían una enfermedad en los pulmones. Desde el río Santa Catarina se puede ver la imagen de la virgen María que nos recuerda el mito de la caverna de Platón. Pero no hay una escultura, más bien vemos la imagen delineada por juegos de luz y sombra. En el interior de la caverna hay un tragaluz que ilumina la pared y el contorno de la cueva forma la imagen de una virgen parecida a nuestra señora de la Medalla Milagrosa. Cada vez que nos llevaban al río Santa Catarina, nos platicaban la historia de una religiosa que al buscar la forma de subir hasta la cueva se cayó y perdió la vida. Esta foto la tomó mi amigo Santiago Jorge Esparza Hernández. ¿Quién ya subió hasta la cueva de la virgen?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario