sábado, 21 de febrero de 2015

El poema a la Virgen de la Cueva


Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


En la década de 1950, el Dr. Eduardo Aguirre Pequeño llegó a para construir y habitar la casa de concreto que está a la izquierda de la llamada Cueva de la Virgen. Inspirado desde el "Nido de las Águilas" escribió unos versos el sábado de Gloria de 1965: 

Transeúnte detente
Y dirige tu mirada
Al lejano horizonte
hacia el poniente.

Y en el fondo de eólico agujero
Una sacra figura
Se presenta con los brazos abiertos,
Símbolo de gran amor y de paz
Entre los hombres.

Y al contemplar la mística figura,
Una voz a tu oído te replica
Es la que siempre aconsejó cordura
De evocadora imagen del maestro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario