domingo, 22 de febrero de 2015

El Cañón de Santa Catarina, la Sierra de La Huasteca, la Sierra de la Ventana y la Sierra Madre Oriental

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


El atractivo turístico más importante del municipio es el cañón que llaman de la Huasteca. El cañón es muy estrecho en su extensión. Su constitución geológica está formada por piedras calizas y pizarras que corresponden al periodo del cretáceo. Preguntan acerca de cómo se hicieron las cuevas y los picos. Las formas tan singulares de las crestas y de los riscos se deben a las lluvias torrenciales que han caído en diferentes épocas, aunado a la erosión causada por el viento y por el agua. Montañas sagradas de donde viene el viento, el Sol y el agua. Una fábrica de agua y un laboratorio de vida al que no le hemos dado su importancia y el respeto que se merece. El cañón fue utilizado por los naturales de la región como entrada natural y de comunicación con otros sitios localizados en al interior de la Sierra Madre. La abundancia del agua y de la vegetación, hacía del lugar un sitio de belleza incomparable. Cuando Lucas García se estableció con sus familias en la hacienda de Santa Catalina en 1596, se les dio merced de un potrero que además del potencial agropecuario que ofrecía, servía para la seguridad en caso de guerra para los ganados y para los vecinos; además de la saca de agua que baja de la sierra. En dicha merced se refieren al cañón como la Boca del Potrero de Santa Catarina. En realidad aquí convergen el Cañón de Santa Catarina, la Sierra de La Huasteca, la Sierra de la Ventana y la Sierra Madre Oriental. Aquí los cuatro elementos participaron del momento de su creación. Un libro de geología abierto para quienes vienen y disfrutan el paisaje. Esta foto corresponde a uno de los sitios del Monterrey Antiguo. Y con todo respeto se difunde. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario