sábado, 10 de enero de 2015

Si no te gusta el clima, regresa en una hora...

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Dicen que el clima de Monterrey y sus alrededores es estable. Siempre extremoso, hace un calorón o hace un frío muy severo que nos hacen pasar algunas inclemencias por parte de la temperatura.  Es extraño pero para efectos geográficos, climatológicos, económicos y hasta turísticos, se dice que la temperatura promedio en la región es de 22 o 23 grados. Bueno, si sumamos la máxima temperatura que hace en el verano; por decir 46 grados y la más baja en el año, ocurrida en Monterrey que regularmente llega a 0 grados,  las dividimos y con eso obtienen el promedio similar al clima que tienen en Cuernavaca. Aun y cuando tenemos inviernos muy fríos, rara vez cae nieve, aguanieve o una helada destructiva. Alonso de León en sus crónicas nos advierte de nevadas por diciembre y enero, a veces hasta un día entero. Donde si vemos algunos puntos blancos son en nuestras montañas, preferentemente se dan en la Sierra Madre, El Fraile, La Silla y en Las Mitras. Pero reitero, aunque bajen mucho las temperaturas hasta el punto de congelamiento, es raro cuando cae nieve en la zona metropolitana de Nuevo León. Estos fenómenos climatológico-ambientales preferentemente se dan en las zonas altas. Incluso hasta tenemos dos montañas que se ven nevadas durante el periodo invernal: el cerro del Potosí en Galeana y San Antonio de la Peña Nevada, entre Aramberri y Zaragoza, en el sur del estado. Precisamente el insigne sabio y humanista, el doctor Gonzalitos,  atribuye el clima a la existencia de tres zonas: las tierras altas del sur son templadas, las tierras bajas al norte son cálidas y las áreas al pie de las montañas en las cuales se dan todo tipo de climas según la mayor o menor altura de sus valles. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario