domingo, 18 de enero de 2015

Las colonias Norberto Aguirre y la Pío X de Santa Catarina


Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Allá por donde estaban los antiguos temporales, al norte de lo que fue la hacienda del Molino y delimitado por la vía del tren y el arroyo del Obispo; para mejores señas atrás del panteón San Juan y la acequia. A fines de la década de 1960... y principios de 1970 comenzó a poblarse la parte norte de la cabecera municipal con dos colonias. Una de ellas llamada Norberto Aguirre y la otra Pío X. La colonia Norberto Aguirre lleva el nombre en honor a un político mexicano especializado en asuntos y problemas del campo. Nacido en 1905 en Pinotepa Nacional, Oaxaca y falleció en la ciudad de México en 1993. Participó en la distribución de tierras a los campesinos, rector de la Universidad de Sonora y secretario de Agricultura entre 1964 y 1970 y el otro en honor al papa Pío X que guío los destinos de la Iglesia de 1903 a 1914 y fuera llevado a los altares en 1954. Las dos colonias quedaron en los alrededores del panteón. Una al norte y la otra al oriente. La gente que llegó procedente de muchos lugares, batallaron para los accesos. Debían atravesar la carretera a Saltillo, la acequia y varios arroyos. En 1972 se construyó un puente para unir a la colonia Norberto Aguirre con el camino que pasaba por el viejo panteón San Juan de Santa Catarina. Por eso cuando construyeron la carretera Monterrey-Saltillo, el acceso al panteón quedó bloqueado a tal grado que comenzaron a pasar por un túnel situado al lado del tramo de la acequia El Molino. Un paralelismo comparable a la muerte y la vida eterna: para llegar a la última morada se debe atravesar por un túnel y así llegar a la última morada. La primera vez que visité éstas colonias fue en 1974 con el padre Héctor Valenzuela, para unas exequias de una niña que fue atropellada cuando intentaba cruzar la vía. Ahora más colonias y una zona industrial y un mercado de abastos que ha sufrido para sostenerse. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario