miércoles, 30 de diciembre de 2015

Los recuerdos a Manuel Ordóñez

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Hace 107 años murió Manuel Ordóñez en Santa Catarina. Falleció al medio día del 30 de diciembre de 1908, víctima de una congestión cerebral. El duelo fue muy concurrido y hasta fue cubierto por la prensa de la época. Al poco tiempo, a la calle llamada de Monterrey se le cambió de nombre para honrar la memoria de Manuel Ordóñez. En 1884 perdió a su madre y contrajo matrimonio con Eulalia Treviño, de cuya unión nació José de la Luz. Sus hermanas Juana María y Petronila se casa...ron con Julián Treviño y Andrés Garza respectivamente. Ahora, ¿por qué se le recuerda tanto en un calle? Pues fue presidente municipal 1888, 1890, 1894,1899, 1900, 1904 y 1907. Al enviudar en 1892, se casó con Salomé Campos y tuvieron tres hijos: Pedro, Manuela y Mario. Como alcalde se realizaron obras como la introducción de la línea telefónica, la construcción del cementerio, la remodelación del palacio municipal así como el apoyo a la instrucción pública. También fue presidente de la Comunidad de Accionistas de Santa Catarina. De acuerdo a don Nieves Rivera, don Manuel Ordóñez vivió en la calle Zaragoza, entre Guerrero y Juárez. El otro hermano llamado Jerónimo también fue alcalde de Santa Catarina en 1896. Se dedicaba al comercio y a la agricultura. Murió en Santa Catarina el 14 de junio de 1921 y algunos descendientes radican en Reynosa, Tamaulipas.  

lunes, 28 de diciembre de 2015

El Teorema Lunar que estaba en La Leona

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Siguiendo con el proyecto de la Ruta del Acero y del Cemento, en 1982 colocaron en la entrada al complejo industrial de AKRA- Nylon de México situado en La Leona casi con los límites con La Fama, una escultura  en acero llamada “Teorema Lunar” de Manuel Felguérez. Un teorema es una proposición matemática demostrable a partir de axiomas y planteamientos. Esta obra monumental tenía elementos y formas metálicas que fueron ensambladas y soldadas. Ya terminada, se presentaba como una estructura geométrica en la cual se conjugan lo mismo círculos, cuadrados, triángulos y líneas puras que nos referían precisamente a la Luna. Verla ahí nos remitía al misterio de la forma, una geometría secreta que convirtió al espacio en un campo de experimentación estética que representaba espacios imaginarios. El Grupo Alfa vendió la empresa a inversionistas extranjeros. Muchos obreros y personal administrativo cambiaron de trabajo o alcanzaron su pensión. Unos se quedaron y otros llegaron. Todo el espacio deportivo y social quedó casi en el abandono. De pronto comenzaron a desmantelar el monumento en el 2009 con la intención de llevarla a la Universidad de Monterrey. Desconozco si ahí ya la tienen armada, pero para quienes continuamente recorrimos la avenida Díaz Ordaz, seguramente extrañamos el “Teorema Lunar” de Manuel Felguérez. Esas obras se colocaron ahí a la vista de todos, para que transeúntes pudieran apreciar y tener un acercamiento con el arte. Al quitarlas nos van dejando sin elementos simbólicos en los cuales nos podemos reconocer y también, gozar de la intención de las artes plásticas y visuales.

viernes, 25 de diciembre de 2015

Hoy en la historia: el general Bernardo Reyes

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

El 25 de diciembre de 1911, el general Bernardo Reyes decide entregarse a un cabo de rurales llamado Plácido Rodríguez en Linares, Nuevo León; al reconocer que el movimiento iniciado por él para derrocar al presidente Francisco I. Madero había fracasado. Fue llevado a la cárcel de Lecumberri en la ciudad de México. Tiempo después junto con Félix Díaz promueve la rebelión que culmina con la llamada Decena Trágica.

jueves, 24 de diciembre de 2015

El movimiento federalista en las Provincias Internas de Oriente

Antonio Guerrero Aguilar/ República del Río Grande

El 24 de diciembre de 1839, entró a Monterrey una tropa compuesta por dos mil hombres al mando del general Mariano Arista, con la intención de someter el movimiento rebelde profederalista al mando del Lic. Antonio Canales Rosillo. Recordemos que en 1836 se cambió de un sistema federalista republicano a uno centralista. Los colonos de Texas argumentaron que ellos habían hecho un pacto con una república federal más no centralista y se separaron de México. Fue cuando Antonio Canales se dedicó a promover una revolución con la intención de regresar el proyecto federal, quejándose de la poca ayuda y socorro que mandaban desde la Ciudad de México. Hubo rebeliones en Tampico y las Villas del Norte de Tamaulipas. Monclova y muchos pueblos de Nuevo León tomaron partido a favor del regreso a la república federal. 

martes, 22 de diciembre de 2015

El Teatro El Progreso

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

El 22 de diciembre de 1882, comenzó la temporada artística del Teatro Progreso de Monterrey, con la presentación de la compañía de Ópera de la insigne cantante mexicana Ángela Peralta. Esta panorámica corresponde a una fotografía tomada en la década de 1930. Es la calle Zaragoza de Monterrey con su tranvía, algunos vehículos, los vecinos que recorren sus banquetas. Al fondo el Palacio de Gobierno y el Palacio Federal. Monterrey aparece como una ciudad bulliciosa y activa que ya sobresalía en el plano nacional. 

El Surgimiento de Rafael Calzada que un puente quitó

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

Don Alfonso Martínez Domínguez fue gobernador de Nuevo León de 1979 y 1985. Siempre se refirió a Monterrey como una ciudad sucia y chaparra y para darle otra fisonomía al área metropolitana, buscó el apoyo de las principales empresas de la localidad para establecer una ruta escultórica llamada del Acero, del Vidrio y del Cemento, esto con la intención de unificar y embellecer el corredor urbano e industrial situado rumbo a la carretera a Saltillo. Para ello instalaron una serie de piezas escultóricas entre Santa Catarina, San Pedro Garza García y Monterrey. Todas ellas elaboradas con materiales producidos en las grandes empresas de Nuevo León. La materia prima hecha por nuestros obreros, convertida en los símbolos que han hecho grande a Monterrey y a sus municipios ahora conurbados, hasta consolidarla como la capital industrial de México. Desecharon las obras en vidrio por considerarlas peligrosas. La primera de todas, fue la obra monumental el “Surgimiento” de Rafael Calzada, colocada en 1978 en el camellón central situado en el cruce de Corregidora y Díaz Ordaz de San Pedro Garza García. Para ello hicieron una estructura cubierta con material hecho y donado por Cerámica Regiomontana. Parecía una flecha luminosa saliendo de la Tierra y orientándose al cielo. Una sección del arco iris, compuesta por cientos de mosaicos y azulejos de distintos colores. Un cuchillo de obsidiana apuntando al infinito. Esa estructura fue destruida en septiembre de 2012 para levantar el paso a desnivel entre Corregidora y Díaz Ordaz. Ya concluyeron el paso a desnivel, pero se falta algo, precisamente el Surgimiento de Rafael Calzada

lunes, 21 de diciembre de 2015

Cuando el general Porfirio Díaz visitó a La Fama

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

¿Sabían que el general Porfirio Díaz estuvo en La Fama? El 21 de diciembre de 1898, el entonces presidente de la República visitó las fábricas de los molinos de Jesús María y la de hilados y tejidos de La Fama de Nuevo León. Apenas unos días antes, el gobernador general Bernardo Reyes le mandó una carta el 9 de diciembre de 1898 al presidente Porfirio Díaz para invitarlo a visitar Nuevo León. El 13 de diciembre, el presidente le contestó aceptando la invitación. Aunque su es...tancia fue planeada para ocho días, finalmente fueron cinco; del 19 al 23 de diciembre de 1898. Hace 117 años, don Valentín Rivero pidió que amarraran a un águila real en medio del lábaro patrio para impresionar al señor presidente y las autoridades de Santa Catarina junto con los accionistas y dueños de La Fama, organizaron una fiesta para recibir a don Porfirio con todas las galas y honores propios a la investidura presidencial. El general Díaz durante su estancia en Monterrey, visitó muchas industrias que ya sobresalían en el plano nacional, tuvo encuentros y reuniones con políticos y demás representantes de la industria, el comercio, la minería y la agricultura. Solamente los empresarios Roberto Law y Andrés Martínez Cárdenas no quisieron recibir al "Héroe del dos de abril" y parar los trabajos en la fábrica de hilados y tejidos de La Leona. En consecuencia el presidente no se detuvo a saludarlos. Dicen que después comenzaron a molestarlos hasta que decidieron vender la empresa. Fue la única ocasión en que don Porfirio estuvo como presidente en Nuevo León. Y a decir verdad, como que no le gustaba regresar a nuestra tierra pues recuerden que en Icamole, García, Nuevo León, fue derrotado por el general Julián Quiroga. Como se advierte, las cosas no han cambiado mucho en todo éste tiempo. 

domingo, 20 de diciembre de 2015

La virgen del Roble: una tradición regiomontana

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


El 18 de diciembre es la fiesta de Nuestra Señora del Roble. Esta tradición regiomontana tiene su origen en una leyenda, cuando un fraile de nombre Andrés de León colocó la imagen venerable en 1592 en el hueco de un roble para protegerla de las incursiones de los llamados indios bárbaros. Al poco tiempo  de la fundación de la ciudad de Monterrey en 1596, una pastorcita cuidaba unas cabras y oyó que desde un roble le llamaban. Admirada se acercó al lugar de donde procedía el llamado. Cuál fue su sorpresa, pues vio una pequeña imagen de la virgen en la oquedad del roble. La niña avisó a su papá y éste fue hasta el templo parroquial para avisarle al señor cura. Este acudió y decidió trasladar a la virgen para ponerla en un sitio especial. Al día siguiente la imagen desapareció y la encontraron otra vez en el viejo roble. Cada vez que la llevaban la imagen regresaba, entonces decidieron construir una capilla bajo la enramada de un frondoso roble, en cuyo tronco había un hueco a modo de hornacina.  Este lugar conocido con el nombre de “Piedra Blanca”, fue el asiento de la primera misión cercana a los ojos de agua de Santa Lucía. La devoción pronto se propagó por el Nuevo Reino de León, llamándola también “La Virgen de los Nogales”, “La Madre de Dios del Reino” y “Nuestra Señora del Nogal”. Es una pequeña escultura, de las que los maestros llaman “pura vestir” de 58 centímetros. Está hecha de una mezcla de corazón de maíz y bulbos de flores, que usaron los escultores indígenas del siglo XVI. Se le viste de preciosas túnicas y ciñe en su cabecita una corona. Sobre sus pies está un gran trozo de madera, que la tradición afirma ser parte del tronco en el cual fue hallada la sagrada imagen. Su coronación se realizó el 31 de mayo de 1964. 

sábado, 19 de diciembre de 2015

121 años de ser parroquia de Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Durante el virreinato, una parroquia y un municipio tenían la misma categoría. Hubo pueblos que fueron villas y ciudades pero no tenían su parroquia. O fueron parroquias sin tener la categoría oficial. Incluso las Cortes de Cádiz manifestaron en 1812 que una parroquia también podía elegir a sus representantes. Las parroquias más antiguas de Nuevo León son las de Monterrey (catedral), Linares, Galeana, Villa de Santiago, Villaldama, Lampazos, Sabinas Hidalgo, Cerralvo, Salinas Victoria, Montemorelos y Cadereyta Jiménez. En Santa Catarina primero fuimos villa y luego parroquia. Por eso el 19 de diciembre de 1894 el señor Arzobispo don Jacinto López Romo, quien también convirtió la diócesis en arquidiócesis, decidió otorgar nombramiento de parroquias a tres templos: el Sagrado Corazón, la Purísima Concepción (ambas en Monterrey) y otra más a Santa Catarina, la cual se hizo cargo del cuidado espiritual de Garza García, La Fama, La Leona y de todo Santa Catarina cuyos límites en ese entonces llegaban hasta Montemorelos por la Sierra Madre. ¿Cuál es el ser y la razón de una parroquia? Una parroquia realiza una función integral en las personas y en las familias. Las acompaña y promueve la educación y la animación en la fe. Es un centro de coordinación y animación para diversos grupos que en ella participan y se abre a los horizontes en la construcción de un mundo mejor. Hoy mi templo parroquial cumple 121 años y eso es un motivo de júbilo y de felicidad para los santacatarinenes y de las comunidades de la Purísima y el Sagrado Corazón. Por cierto, el primer párroco se llamó Félix Hernández. 

viernes, 18 de diciembre de 2015

A15 años del Trenazo de Los Treviños

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


El día de hoy quiero recordar a quienes padecieron la imprudencia y la falta de atención necesaria como para conducir adecuadamente en nuestras calles y avenidas, repletas de obstáculos. Cerca de las 6 de la mañana del 18 de diciembre del año 2000, un camión de la ruta 120 conducido por Víctor Hugo García Rivera que recorría desde la Unidad Habitacional Adolfo López Mateos de Santa Catarina a Monterrey, le quiso ganar el paso al tren sobre la vía de ferrocarril que está en el cruce de la avenida Cuauhtémoc; causando la muerte de 16 personas y dejando heridos a 17. Después del encontronazo, se escucharon gritos de horror y lamentos. En minutos el ulular de las sirenas de ambulancias, patrullas y granaderas. El sitio repleto de peritos, funcionarios, curiosos y familiares de los accidentados. Conforme pasaba la mañana esas escenas trágicas, fueron cambiadas por los rezos, cánticos, momentos de silencio y el llanto de los asistentes que no comprendían la imprevisión y la magnitud de un accidente que bien pudo evitarse. Primero acusaron al chofer, luego a la ruta de camiones a la que siempre le han achacado unidades en mal estado. Así como a Transportación Ferroviaria Mexicana por no instalar el señalamiento adecuado en los cruces de vías y no respetar los límites de velocidad en el área urbana. Para tratar de arreglar un poco las cosas, le cambiaron el nombre y color a las unidades; ahora es la Ruta 400. Colocaron plumas y luz mercurial en los alrededores, que al poco tiempo dejaron de funcionar como se debe. Cada año los deudos llevan ofrendas a sus difuntos. Lo raro es que al año, la pluma y la alarma se accionaron aún y cuando no había paso del tren. Otro accidente más que ha tocado a la comunidad de Santa Catarina. 

jueves, 17 de diciembre de 2015

Recordando a Blue Demon

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

¿Sabían que Blue Demon era de Rinconada? El mejor luchador mexicano de todos los tiempos es ni más ni menos que Alejandro Muñoz Moreno, quien nació en una ranchería situada en el municipio de Villa de García colindante con Ramos Arizpe el 24 de abril de 1922. Cuatro años después se fue a vivir a Rinconada en donde radicó por algunos años, hasta que un buen día decidió tomar un tren y se fue a Monterrey para trabajar como ayudante de ferrocarrilero. Luego conoció al insigne gladiador Rolando Vera y se inició en la lucha libre a partir de 1948. Se hizo famoso por la pareja y amistad que tuvo con Black Shadow, quien al perder la máscara ni más ni menos que con El Santo, éste se la quiso quitar a la brava provocando el enojo de Blue Demon quien no lo permitió. Así surgió la clásica rivalidad entre El Demonio Azul y El Enmascarado de Plata. Y con todo respeto, El Santo nunca pudo con nuestro paisano de Rinconada, quien a partir de 1966 participó en 25 películas todas ellas consideradas como de culto. Luchador profesional por casi 42 años y se le conoció la Leyenda Azul, el Demonio Azul, El Manotas, El Tosco. Campeón indiscutible de los pesos welter. Dominaba la técnica como la rudeza. Luchó en Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Japón y Corea. Blue Demon falleció el 16 de diciembre del año 2000 en la Ciudad de México. Pero su legado continúa a través de la leyenda que forjó en el ring, de las películas y de su heredero. Precisamente la zona deportiva de Villa de García se llama en honor a éste gladiador que nació en una ranchería, que padeció la pobreza y necesidad de niño, pero que llegó a consolidarse como la máxima figura del pancracio nacional. Y para orgullo nuestro, de mero Rinconada de García, Nuevo León. 

miércoles, 16 de diciembre de 2015

El combate en Canoas

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

El 16 de diciembre de 1934, hubo un enfrentamiento entre una fuerza militar al mando del coronel Arnulfo Palomera López y un grupo de rebeldes que merodeaban por los rumbos de Canoas y Los Llanitos en la Sierra Alta de Santa Catarina. Ahí murieron el jefe de los alzados Paulino González y Refugio González. 

martes, 15 de diciembre de 2015

El accidente del 15 de diciembre de 1991

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


Hace unos días ocurrió un fatal accidente en Santa Catarina. Entonces a una periodista de un medio informativo se refería a la calle como la "fatídica calle de Manuel Ordóñez". Recordé el accidente que el día de hoy cumple 24 años. Este ocurrió el 15 de diciembre de 1991, mientras la señora Tere García de Sepúlveda ofrecía su tercer informe de gobierno municipal cuando de pronto se fue la luz. Inmediatamente conectaron una planta que habían pedido a la CFE para alguna emergencia. El acto cívico continuó; sin más problemas a muy pocos se les avisó el origen del asunto: un tráiler cargado con bultos de harina se quedó sin frenos. En lugar de buscar un sitio donde detenerse entró a Santa Catarina para impactarse en unos negocios situados en la acera sur del cruce de Manuel Ordóñez y Morelos enfrente de La Corona y la Ixtlera. En ese lugar había una refaccionaria, algunas casas, un negocio donde cortaban el cabello y una taquería propiedad de Servando Barrios. Además de dañar los inmuebles, el camión se fue sobre dos camiones que estaban subiendo pasaje, uno de ellos de la ruta Infonavit Huasteca. Los resultados fueron terribles: cerca de 30 muertos, los daños materiales tanto a vehículos como a las casas. Aunque las cifras oficiales dieron siete muertos y 23 heridos. Al concluir el informe salí con la alcaldesa hasta llegar al lugar del siniestro. Vimos muchos cuerpos tendidos sobre el asfalto ya cubiertos con sábanas. El sitio parecía más bien un lugar en donde había ocurrido un atentado. La gente llorando preguntando por sus seres queridos. Días después se dijo que prohibirían la entrada de camiones cargados a la zona urbana. Nunca han respetado esto pues los camiones pueden entrar a Santa Catarina sin los remolques. La historia nos dice que al menos han ocurrido tres o cuatro accidentes por camiones que se quedan sin frenos y no usan las rampas de seguridad. ¿Hasta cuando van a regular el tránsito pesado en la zona metropolitana? 

martes, 8 de diciembre de 2015

A nuestra Señora de Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

Hoy es día de la festividad en honor a la virgen de la Purísima, advocación que le dieron los fundadores el 20 de septiembre de 1596 al llamarla Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey. Precisamente Monterrey tiene una basílica en su honor. La devoción a la Virgen Chiquita o de la Purísima está relacionada a una inundación ocurrida en el siglo XVIII. Por cierto, el nombre de la Purísima en cuanto dogma fue declarado por la Iglesia Católica data del 8 de diciembre de 1854. Según un acta de cabildo del Ayuntamiento de Monterrey, por medio de un decreto general de 21 de abril de 1855, se manda "perpetuar dignamente la memoria de la solemne declaración dogmática de la inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, se declara de festividad nacional el día 8 de Diciembre de cada año, y se celebra en todos los lugares de la República con las solemnidades establecidas". Por ello antiguamente se le conocía como la "Virgen Chiquita" o de "la Zapatera", debido a que una tlaxcalteca llamada Antonia Teresa estaba casada con un tlaxcalteca de oficio zapatero. En 1719 ella se refiere a la pequeña imagen como “Nuestra Señora de la Concepción”. Sabemos que Antonia era originaria del pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala y que había contraído nupcias primero con Esteban Martín y luego con Diego de Hernández. Su popularidad comenzó en 1756, cuando se dice que llovió 40 días y bajó un culebrón de agua por el río Santa Catarina. Para evitar la inundación y los efectos de la destrucción, Antonia Teresa tomó a la imagen de la virgen chiquita y con ella tocó las aguas embravecidas del río Santa Catarina que se calmaron en forma milagrosa. Con el trascurso del tiempo se construyó un templo en su honor, digno para alojar a tan milagrosa imagen. Ese templo fue substituido por otro que diseñó el arquitecto Enrique de la Mora y que fue concluido en 1946. Después ganó el premio Nacional de Arquitectura. Y para quienes vivimos en Santa Catarina, ver el barrio de la Purísima era la señal de que ya habíamos llegado a Monterrey. Oportunidad para comer unas tortas, elotes, paletas y fresas con crema que venden en sus alrededores. Muchos santacatarinenses fueron bautizados en éste templo y tres párrocos llegaron o tomaron posesión del mismo, como el padre Catarino, el padre Vale y el padre Toño Portillo. La elevación a parroquia corresponde al mismo día de nuestra comunidad y la del Sagrado Corazón de Jesús el 19 de diciembre de 1894. ¡Feliz día a todas las Conchas en su día! "Y yo te digo levántate Concepción, a echarme una gordas..." (Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina)

lunes, 7 de diciembre de 2015

La devoción a la virgen de la Purísima en Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

¿Sabían que la devoción a la virgen “Chiquita” está relacionada a las inundaciones del Río Santa Catarina? Mañana es el día de la festividad de la virgen de la Purísima Concepción de María. La tradición a la virgen está justificada en una leyenda. Fray Servando Teresa de Mier refiere de una pertinaz lluvia que duró 40 días y 40 noches. Fue cuando una mujer de origen tlaxcalteca llamada Antonia y conocida como “La Zapatera” sacó a la virgen durante una tormenta, que amenazaba con destruir la ciudad en 1756 y ésta cesó inmediatamente cuando la venerable imagen tocó las aguas embravecidas del río. Luego una señora  de nombre Petra Gómez de Castro pagó la construcción de un pequeño templo, precisamente en la entrada de Monterrey viniendo de Saltillo. Ahí estaba una plazoleta a la que luego llamaron Ignacio de la Llave Segura (1818 -1863) en honor a un ilustre liberal mexicano que fue general del ejército y luego gobernador de Veracruz entre 1861 y 1862, quien siguiendo al patricio republicano rumbo a San Luis Potosí, fue herido de gravedad. El templo antiguo de la Purísima tenía una sola nave, con bóveda de cañón y muros de sillar. Contaba con un panteón ubicado al oriente de la construcción. El 8 de diciembre de 1854 fue promulgado el dogma de la Inmaculada Concepción de María por el papa Pío IX y decidieron hacer una capilla más grande.  El 7 de abril de 1856 el Ayuntamiento de la Ciudad de Monterrey concedió un terreno más extenso para construir un nuevo templo para la virgen de la Purísima. Por eso tiempo dejaron de enterrar difuntos en el panteón. La bendición de la capilla de la Purísima se hizo el 5 de diciembre de 1862, y estuvo a cargo del gobernador eclesiástico el padre José Lorenzo de la Garza Elizondo. Posteriormente, el templo se circundó con columnas de sillar y el frente del templo se remató con una cruz de fierro. El templo fue destruido en 1942 para hacer la monumental obra de la basílica actual. 

domingo, 6 de diciembre de 2015

La casa de la familia Audiffred

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


El 7 de diciembre de 1932, las autoridades municipales hicieron constar que el señor Alfredo Audiffred de Clement se nacionalizó mexicano desde el 17 de junio del mismo año. Don Alfredo nació en Chalanette, Basses Alpes, Francia el 20 de octubre de 1885. Estudió en Francia para técnico industrial. Llegó a Monterrey para trabajar en los negocios de los hermanos Cantú Treviño. Más tarde llegó a ser el director de la Fábrica de Hilados y Tejidos de la Leona. Logró aumentar la producción textil de la fábrica de hilados de la Leona. Se casó en Santa Catarina con María González Steel. Dedicado al comercio, tenía un molino de nixtamal en su propiedad, murió en Santa Catarina el 12 de noviembre de 1969. Del matrimonio hubo una hija llamada María Alicia Audiffred González Steel. Ella nació en Santa Catarina el 13 de agosto de 1927. Estudió la primaria en Santa Catarina y la carrera comercial en el Escuela Vanguardista Comercial de Monterrey. Fue secretaria en la oficina que la Tesorería General del Estado de Nuevo León tenía en Santa Catarina, precisamente en la casa de ellos. Participó en actividades de desarrollo comunitario como en la introducción del drenaje sanitario en Santa Catarina. Fue presidenta del Consejo de Restauración del Templo Parroquial de Santa Catarina que se cayó en julio de 1984. Murió en Monterrey en 1993.La casa que fue de los Audiffred, en su tiempo fue hogar de la familia, un molino, oficina recaudadora, sede de la Junta de la Comunidad de Accionistas de Santa Catarina, En el 2011 se hicieron gestiones para adquirirla y dejar en ella el archivo histórico municipal y una sala para la exposición de objetos históricos, que fue abierta en septiembre de 2013. Lamentablemente en el mes de marzo del año en curso, una parte del techo se colapsó. Esta casona de los Audiffred está situada en la esquina de Ocampo y Zaragoza, a tan solo una cuadra del palacio municipal. Ojalá y pronto le regresen su vocación como una casa de la memoria y de la identidad santacatarinense. 

jueves, 3 de diciembre de 2015

El recuerdo de una imagen

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Dicen que recordar es volver a vivir, pasar por las cosas más bien por el corazón. Luego la memoria las hace presentes. El recuerdo evoca, trasmite y revive. Actualiza las vivencias para convertirlas en experiencias de vida y estas forman la sabiduría, en cuanto que nos ayudan a encontrarle “sabor” a nuestra vida. Por eso dicen que el sabio es el ser humano que tiene un claro sentido de su existencia. El pasado ya se fue, no puedo cambiarlo. Pero si añorarlo, rechazarlo y a lo mejor ocultarlo si me deja ingratas y dolorosas experiencias. Tal vez la función del recuerdo se cumple con la famosa adivinanza: “puedo traer lágrimas a tus ojos y resucitar a los muertos; lo creo en un instante y dura toda la vida. ¿Qué soy? Un recuerdo”. Maravilloso concepto que tiene precisamente su origen en la palabra corazón. Con una foto ubican el contexto, ven rostros con los que se identifican. Pasamos del signo a la cosa significada. No estoy yo en esa imagen, pero existe la posibilidad de que yo lo sea. De pronto se forma un puente entre mi vida y ese pasado oculto en el tiempo. Esta fotografía corresponde a un grupo de cinco monaguillos, acólitos dirían los que saben. Uno de ellos ya no está físicamente con nosotros, los otros cuatro sí. A uno de ellos debí poner la leyenda para que no se viera su rostro, no lo ubicaran para evitar su enojo. A lo mejor los reconocen, son de aquí de Santa Catarina y ahora son hombres de bien. Bien dicen que el pasado es un país extranjero. En él ocurren las cosas de una manera diferente. Pero tienen la cualidad de que son mías cuando las apropio y pienso en ellas. 

miércoles, 2 de diciembre de 2015

La colonia Industrias del Poniente

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

De ser un municipio con una cabecera, algunas congregaciones y muchas comunidades agrícolas, durante la década de 1960 comenzaron a construirse los primeros desarrollos para vivienda de los trabajadores que tenían sus empleos en los corredores industriales de La Leona, Los Treviño y El Lechugal. Surgieron en ese orden las colonias Protexa, la Industrias del Poniente y la Unidad Habitacional Adolfo López Mateos. La primera formada por empleados de Protexa, siguiendo más o menos la línea de los empresarios que se adelantaron al programa de Infonavit; la segunda para obreros como empleados de muchas fábricas situadas entre La Leona y Santa Catarina y la tercera para familias que llegaron de otras partes para instalarse en la zona. El crecimiento demográfico parecía sacar del letargo a nuestra municipalidad que para 1960 contaba con apenas 12,895 habitantes y que llegó a 36,385 habitantes de acuerdo al censo de 1970. En terrenos dedicados a la agricultura, situado entre Los Arredondo, El Lechugal y la Acequia del Molino se construyeron doce calles a las que pusieron nombre de los meses del año. Con tan solo dos accesos: por la calle Leocadio Páez y otro por el callejón Galeana. A partir de 1966 y 1967 comenzaron a llegar las primeras familias para formar la conocida colonia de la “Industrias”. Muchos vecinos recortaban el camino haciendo veredas por los terrenos baldíos, en donde ahora está la colonia Aurora. Fue cuando una vecina ilustre del sector adquirió dos propiedades en la confluencia de las calles Abril y Septiembre para que los habitantes accedieran más rápido a la carretera Monterrey-Saltillo conocida como de Manuel Ordóñez. Esta fotografía me la mandaron hace tiempo, ya no recuerdo el nombre del generoso lector. Ahí están unos niños sobre la calle Diciembre que tenía pavimento. La parte sin pavimentar era Galeana. Es raro que una calle reciba el nombre de un lado y otro del extremo opuesto. 

lunes, 30 de noviembre de 2015

Las rutas y caminos por la sierra

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Hace unos meses, durante las campañas electorales le pidieron al actual gobernador una carretera que pueda comunicar a los poblados de la Sierra Madre y los enlace con Santiago, Nuevo León y Arteaga, Coahuila. Un buen abogado y vecino de La Fama cuyo nombre me reservo, pidió esa vía siempre y cuando no se alteren los ecosistemas de la zona natural protegida del Parque Nacional Cumbres de Monterrey. A decir verdad, todos nuestros pueblos y comunidades situados a la vera del río y de otros arroyos, al pie de las montañas sagradas; siempre han batallado para acceder a sus solares nativos. Casi todos salieron de sus hogares para instalarse ya sea en Saltillo, Monterrey o Santa Catarina. Luego regresaron por sus padres y los trajeron a residir con ellos. Hasta que gradualmente muchas casas se quedaron esperando el regreso de sus residentes. En la Sierra Madre hay caminos de terracería que dependen mucho del cuidado de los mismos pobladores como de las autoridades que a veces se les olvida que allá también viven familias con muchas necesidades. Desde tiempos ancestrales, la gente bajaba a pie, a lomo de caballo, burros o mulas. A veces en carretas. El traslado puede durar horas y a veces días o noches. Allá por la década de 1950 hubo un camión que subía hasta la Ciénega de González, al que llamaban “El León de la Sierra”, pero una vez se salió del camino para caer en un arroyo. Entonces debían esperar que algún vecino de Santa Catarina “con buen mueble” tuviera algún negocio allá arriba. Como la gente de Santa Catarina es muy comunicativa (con todo respeto), sabían quién tenía vuelta y entonces se hacían los encargos. Yo recuerdo a don Chuy Esparza que muy de madrugada llamaba a la estación de radio XET y les daba noticias de cómo estaban las cosas acá abajo. El señor Esparza se las ingeniaba y se daba cuenta de quien tenía una vuelta y se aprovechaba lo mismo para llevar como para traer cosas. Esta foto debe corresponder a la década de 1960 y la tomé prestada de la página de Juan García Guerra y en ella se puede apreciar perfectamente como en una camioneta se hacían los “encargos” y asuntos para arreglar. 

domingo, 29 de noviembre de 2015

El merendero de La Huasteca

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


Se tienen referencias de que La Huasteca, como el Río Santa Catarina y la Boca del Potrero de Santa Catarina eran lugares visitados por familias ya sea de la región como del extranjero. Es curioso que a la par del proceso de industrialización seguido por el General Bernardo Reyes a partir de 1890, se habilitaron (en cierta forma) las Grutas de García, los baños y aguas termales del Topo Chico, así como La Huasteca y a San Jerónimo. Por ejemplo hubo dos hoteles y hasta un tranvía que recorría de Monterrey al Topo Chico. Los preparativos eran cuidados con esmero: hacían comidas (lonches) desde un día anterior, salían muy temprano, tenían recorridos de varias horas, aprovechaban la luz del día y se retiraban al atardecer. Entonces los vecinos de los lugares turísticos aprovechaban los “días de campo” para ofrecer sus servicios a los visitantes. Por ejemplo pusieron un servicio de renta de carretas que los llevaba a conocer los parajes más vistosos de la montaña, otros rentaban burros y caballos y no faltaba quien hiciera comidas para ofertarla a los transeúntes que se maravillaban con todo. Ya en la década de 1920 los Páez tenían el merendero “San Ángel” en Santa Catarina y a la década siguiente se construyó un merendero en La Huasteca que se hizo famoso cuando filmaron la película “Cuando lloran los valientes” con Pedro Infante, Blanca Esthela Pavón y Víctor Manuel Mendoza. Preparaban comida representativa de Santa Catarina como asado de puerco, huevos al gusto con frijoles y tortillas de harina, cortadillo con sopa de arroz y vendían refrescos como cervezas. Hoy en día la gente busca esos atractivos turísticos y no los hay. Ahí se hizo famoso don German de Luna por las exhibiciones de tiro al blanco. Bueno, a decir verdad venden muy buenos elotes cocidos como asados, tacos de harina o al vapor. Pero no se puede aspirar a ser un verdadero atractivo turístico si no se tiene la infraestructura necesaria que a veces tanto pregonan nuestras autoridades. 

sábado, 28 de noviembre de 2015

El camino de las palmas a La Huasteca

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista Municipal de Santa Catarina


Para quienes aún les tocó ver el viejo camino a La Huasteca que salía de Santa Catarina, dicen que seguían por la calle Hidalgo hasta La Culebra; pasaban la “Casa de Piedra” y continuaban el trayecto hasta la entrada en donde se junta el cañón con el río. Gracias a testimonios orales como de las fotografías, sabemos que el entorno estaba marcado por la acequia al oriente y una hilera de palmas al poniente. Estas llegaban exactamente hasta la entrada. La ruta del agua marcaba ...el inicio de huertas y labores de cultivo, mientras que en las palmas comenzaba el monte y la sierra de la Ventana. Ya en la antiguamente hacienda conocida como de Buentellos, los pobladores se congregaban a la orilla de dos caminos, el que venía del Lechugal y el otro que venía de Santa Catarina. Primero la quinta González que luego llamaron “Las Josefinas”, luego la quinta San Juan y las fincas de los Elizondo y los Villarreal. El caserío estaba disperso, en medio de una arboleda en la que Sol difícilmente filtraba su luz. El río se anunciaba con olor y sonidos. De pronto la hilera de las palmas terminaba en el llamado “Espinazo del Diablo” y tocaban parte del río de los ancestros. La montaña llamada de La Huasteca que venía a terminar en nuestro suelo y daba cobijo a San Isidro de los Guerra que se convirtió en La Banda, ahora pomposamente conocida como “Valle Poniente” y la Congregación de La Huasteca que se convirtió en un gran estacionamiento y el sitio donde nacen dos puentes. De veras que nos gusta cambiar las cosas para verlas de otro modo, indudablemente. 

viernes, 27 de noviembre de 2015

La Décima y Santa Engracia

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Por tradición oral sabemos que Diego de Montemayor entregó mercedes de tierras un 20 de noviembre de 1596 a Diego Rodríguez, donde establecieron la hacienda de San Pedro los Nogales la cual abarcaban desde la sierra Madre que inicia en el Río Ramos hasta Santa Catarina, a esa sierra que aun llaman de la Huasteca, la M o de Anáhuac. En 1598 Diego de Montemayor entregó tierras en San Pedro a favor de Diego Maldonado y Cristóbal Pérez. Mientras Diego Rodríguez donó su parte a su yerno Fernán Blas Pérez y otra parte a su hija Mónica Rodríguez quien se casó con Miguel de Montemayor. Por eso se consideran a ambos como los fundadores de la hacienda de San Pedro.Dos porciones de la antigua hacienda de San Pedro los Nogales eran la Décima y Santa Engracia. La Décima, llamada así por ser la décima parte de una propiedad o merced muy antigua de Mónica Rodríguez. Con el correr del tiempo, una fracción perteneció a Cenobia de Luna Rodríguez. Ella nació en Santa Catarina en 1840, hija de Arcadio de Luna y María del Refugio Rodríguez. Casada con Antonio Ayala ex alcalde de Santa Catarina y madre de otros dos: Dr. Macedonio y Nemesio Ayala. Su hermana Sara fue casada con el prócer Diego Saldívar. La propiedad conocida como “la labor de doña Cenobia” al poniente de los terrenos de la finca conocida como La Décima, ahora son parte de la colonia Fuentes del Valle en Garza García. Doña Cenobia murió en Santa Catarina el 31 de julio de 1918. Los terrenos de Santa Engracia deben el nombre a María de Engracia Abrego, casada con Juan Saldívar. Ambos también originarios de Santa Catarina. Juan se dedicaba al comercio y a la agricultura. Fue alcalde en 1864 y 1865, recibiendo a Benito Juárez. En 1868 figura como primer regidor. Ellos son padres de Cosme y Diego. Cosme nació en Santa Catarina en 1850, dedicado al comercio, casado con María Modesta Rodríguez de Santa Catarina. Llegó a ser alcalde en 1881. Residió con su familia paterna en lo que actualmente es la colonia Santa Engracia de San Pedro Garza García. Mientras que Diego Saldívar se casó con Sara de Luna, teniendo por hijos a Diego, Engracia y María.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Praticando el "Rey de los Deportes" en Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


Según la tradición popular, las tropas norteamericanas que se quedaron en Saltillo después de la Batalla de la Angostura en 1847, se entretenían practicando el béisbol; pues  Abner Doubleday, estuvo presente en ese enfrentamiento como un oficial de los Estados Unidos. Para muchos estudiosos de la historia del considerado “Rey de los Deportes”, Doubleday inventó el béisbol en Cooperstown, Nueva York en 1839. En cambio otros sostienen que el primer juego de béisbol en México se realizó el 4 de julio de 1889, cuando estaban construyendo la vía férrea de Monterrey a Tampico, bajo la supervisión del coronel José A. Robertson. Como era fiesta nacional para ellos, les dieron el día libre a los trabajadores y éstos celebraron un partido de béisbol en un campo cercano a donde se realizaban los trabajos de la construcción de la Estación San Juan, en Cadereyta de Jiménez. Lo cierto es que la gente de nuestros pueblos siempre les ha dado por practicar el famoso juego de “beis”. Desde hace tiempo hubo buenos equipos en San Pedro, La Leona, La Fama y Santa Catarina. Luego muchos de los maestros que llegaron a la López Mateos también se metieron de lleno y se hacían muy buenos partidos entre los equipos de los alrededores. ¿Quién no recuerda a Juan “Johny” Buentello o a Marín Torres quienes apoyaban y jugaban en nuestros campos deportivos? Lo mismo nuestras ligas pequeñas que han estado a punto de salir a Williamsport para dejar en alto el nombre de nuestra municipalidad, gracias al entusiasmo de Vicente Marroquín.  Lo cierto es que ésta foto fue publicada en la Revista Life de los Estados Unidos y tiene la leyenda de que se tomó a fines de la década de 1950 en La Fama de Nuevo León. Se puede apreciar perfectamente la Sierra de la Huasteca, la zona arbolada de la vieja fábrica de hilados y tejidos y a un grupo de personas, todas ellas muy concentradas en llevarse el mayor número de “Home Run” y carreras en un “Diamante” situado en donde ahora están dos centros comerciales entre las calles Virgilio C. Guerra y la avenida Díaz Ordaz. 

jueves, 19 de noviembre de 2015

Reconociendo a Lucas García

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Se considera a Lucas García como el poblador y fundador de Santa Catarina. Originario de Portugal, se desconoce su fecha de nacimiento. Hijo de Baltazar Castaño de Sosa e Inés Rodríguez. Siendo adolescente pasa a la Nueva España y participa en la fundación de la Villa de Santiago del Saltillo en 1577. Estuvo en acciones de guerra y pacificación al lado de Alberto del Canto, Diego de Montemayor y Manuel de Mederos. Por su dedicación alcanzó el grado de capitán. Contrajo matri...monio con Juliana de Quintanilla y formaron una familia integrada once hijos. Acompañó a Diego de Montemayor en el establecimiento de la Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey el 20 de septiembre de 1596. Solicitó las tierras que estaban entre Saltillo y Monterrey que recibían el nombre de Estancia de Santa Catalina. Más tarde se convirtió en hacienda debido a las buenas tierras y al agua que salía por la Boca del Potrero de Santa Catalina el 20 de noviembre de 1596. Pronto localizaron importantes vetas argentíferas que permitieron el desarrollo de la hacienda. Según la tradición oral, la hacienda de Santa Catarina fue establecida en el lugar conocido como El Mármol, situado en la calle República atrás de una finca conocida como la Muralla. Lucas García aprendió las lenguas nativas, principalmente la huachichila. Por el buen trato que daba a las naciones étnicas le llamaban “el Capitán de la Paz”. Fue regidor de Monterrey en 1599, 1601, 1605 y 1606. Alcalde ordinario de Monterrey en 1602, 1603, 1607, 1611, 1624, 1627 y 1628. En 1616 fue nombrado Procurador del Nuevo Reino de León. El 8 de octubre de 1624, los caciques indios Huajuco y Colmillo atacaron a la hacienda de Santa Catalina. Quemaron la casa grande, las bodegas y se perdieron las escrituras de la propiedad de la hacienda. Lucas García murió probablemente entre 1630 y 1631. Siendo cronista de Santa Catarina se propuso la instalación de ésta escultura, pero en el sitio donde se fundó Santa Catarina en avenida las Huertas y privada El Mármol cerca de El Legado, en donde debería estar. Pero mis autoridades prefirieron ponerla en frente de HEB Los Treviños. Respetuosamente no debe estar ahí.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

El 20 de noviembre de 1596

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

A 438 años de que Alberto del Canto dejara una estancia a la que llamaron de Santa Catarina y a 419 de que se otorgaron las mercedes de tierra y agua al capitán Lucas García, es importante cuestionarnos acerca de los orígenes de nuestro municipio. En ésta forma podemos llegar a las raíces históricas de nuestro pueblo para conocerlo y apreciarlo mejor. En Santa Catarina se llevó a cabo una colonización, a través de un proceso que abarcaba el establecimiento de un lugar, poblar...lo, cuidarlo, sacar provecho de él y echar raíces. Esta colonización se hizo pues Santa Catarina era un punto importante para las comunicaciones y que al haber una población formalmente establecida, se dedicaron a la explotación de recursos agropecuarios y al descubrimiento de importantes vetas minerales en las montañas que rodean al valle de Extremadura y conforman la Sierra Madre Oriental. Pero sobre todo, gracias a existencia de los mantos acuíferos que había en la Sierra y bajaban por el río Santa Catarina, se pudo generar la población como las actividades agropecuarias. De hecho, la jurisdicción de la antigua hacienda se fue río arriba, hasta encontrar su origen. Toda la sierra perteneciente a Santiago, una sección de Arteaga y otra de Ramos Arizpe fueron de Santa Catarina en algún tiempo. Hubo cierta prosperidad minera pero no llegó a tanto como para rivalizar con los reales de minas de Sabinas, Vallecillo Boca de Leones o la Iguana en Lampazos. Entonces se aprovechó el agua de la boca del potrero para dedicarse a la agricultura y a la ganadería. Originalmente la hacienda constaba de 15 caballerías de tierra, diez sitios de ganado mayor y 114 de ganado menor. Tan solo éstos equivalen a casi 90 mil hectáreas. Según referencias históricas, Santa Catarina tuvo unos 1,300 kilómetros cuadrados en extensión territorial. Hoy la superficie territorial llega a 876 kilómetros cuadrados. ¡A 419 años de su establecimiento y a 38 de la elevación a ciudad, refrendamos con orgullo nuestra historia, identidad y memoria de Santa Catarina! P.d. Si alguien conoce a gente del municipio, por favor avisen que el viernes es día de fiesta. 

martes, 17 de noviembre de 2015

Santa Catarina y el Parque Nacional Cumbres de Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

El 17 de noviembre del año 2000, se publicó el decreto del Parque Nacional Cumbres de Monterrey, dejando a Santa Catarina como el municipio con más territorio dentro del mismo; el cual comprende casi el 90% de la extensión territorial de nuestra municipalidad. El Parque Nacional Cumbres de Monterrey fue creado por decreto presidencial del General Lázaro Cárdenas, el 24 de noviembre de 1939. Originalmente estaba formado por los municipios de Allende, Santiago, Monterrey, San Pedro Garza García, García y Santa Catarina. Durante la presidencia del Lic. Ernesto Cedillo (1994-2000) y la gubernatura del Lic. Fernando Canales Clariond (1997-2003) se delimitó su jurisdicción dejando una extensión de 177,395 hectáreas, las cuales forman parte desde 2006 de la Red Mundial de Reservas de la Biósfera. Como les digo, de la totalidad; casi 79 mil hectáreas corresponden a Santa Catarina cuya extensión territorial comprende 876 kilómetros cuadrados. Muchos desconocen o no se quieren dar cuenta, que el 70% del agua que se consume en la zona metropolitana de Nuevo León viene de la sierra; que la región padece la destrucción sistemática del patrimonio natural que bien puede considerarse un laboratorio de la vida y no se diga del cultural tangible como intangible. Muchos de los terrenos situados en la Sierra Baja como Alta de Santa Catarina, son tratados comercialmente por la especulación inmobiliaria y seguramente, más de uno tiene proyectos para urbanizar nuestra Sierra Madre y dañar las montañas azules y los ecosistemas situados en donde viene el viento, el Sol y el agua. 

lunes, 16 de noviembre de 2015

De temblores y movimientos sísmicos en Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Dicen que aquí no puede haber temblores de tierra porque no estamos en una zona sísmica. Pero el 15 de noviembre de 1991 por segundo año consecutivo, se sintió un movimiento de tierra en Santa Catarina y en los alrededores. Las noticias no son recientes. A fines del mes de noviembre de 1911 un supuesto vidente de nombre Erasmo Mata, pronosticó que a las 8:30 de la mañana del día 3 de diciembre del mismo año, ocurriría un cataclismo o temblor con efectos destructivos para Nuevo León; pues la naturaleza respondía a los efectos de un cometa o incluso hasta de los rayos solares. Y tembló. Al año siguiente, el entonces párroco de San Juan Bautista de Villa de García, el padre Jesús María González apuntó en un informe que la fachada del templo estaba muy deteriorada debido a las intensas lluvias de 1909 y al temblor ocurrido en octubre de 1912. El entonces gobernador de Nuevo León don Manuel María de Llano dejó constancias al respecto en el siglo XIX: “Como los temblores que se han sentido han sido suaves y momentáneos no han producido otros efectos que el susto y sobrecogimiento que de suyo ocasionan". Hasta ese año se habían sentido seis temblores: uno en 1795, otro en  1799, el tercero en 1831, en 1833, uno más el 9 de Julio de 1838 y el 28 de abril de 1841. En su conclusión añadía: “estos movimientos han venido siempre de norte a sur y por lo común son presagios de estos sacudimientos, una especie de calma en las alturas y un aire tan caliente que parece enrarecido y agitado por el mismo fuego". Aseveró que todos los temblores fueron momentáneos, a excepción del último cuya duración fue de 42 segundos,  aunque no causó daños ni mal alguno a los edificios. El temblor ocurrido el 28 de abril de 1841 tuvo su epicentro tuvo lugar cerca de Saltillo y se extendió hasta Linares, Galeana y Rayones. Ya en la Sierra Madre, el movimiento de tierra fue acompañado y seguido de un ruido sordo “como de muchos carruajes que vienen a los lejos”, que pareció proceder de oriente y terminando en la Sierra Madre frente a Santa Catarina y Villa de García. 

jueves, 12 de noviembre de 2015

Don Alonso Almaguer Tamez: el primer candidato independiente de Santa Catarina

    Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina


    Ese año de 1974 fue un parteaguas en la historia política de Santa Catarina: Francisco García Reyes por el PRI y la sección 49 textil afiliada a la CTM, Conny Maldonado de Zambrano por el PAN y Alonso Almaguer Tamez en forma independiente, pero apoyado por otros partidos. Don Alonso (no Alfonso) nació en El Cercado, Santiago, Nuevo León el 21 de febrero de 1917. Hijo de Margarito Almaguer y de María Tamez. Contrajo matrimonio con Dolores Tamez Villarreal. Para sacar adelante a su familia fue empleado de la fábrica de hilados El Porvenir en El Cercado, para luego ser trasladado a la fábrica de hilados y tejidos de La Fama en 1943. A partir de ahí muchas familias del Valle del Huajuco llegaron a residir a nuestra tierra. En 1954 inició en La Fama una serie de negocios que lo mismo abarcaba la venta de abarrotes, una granja avícola, una ferretería, una mueblería y una tortillería que se hizo famosa por su producción de tostadas y tortilla roja para enchiladas. Participó activamente en patronatos y juntas de mejoras de La Fama, con las cuales logró la introducción de agua potable, gas natural, pavimentación, electrificación, teléfono y la construcción del templo parroquial de San Vicente de Paúl. Fue candidato independiente a la alcaldía de Santa Catarina en 1974, aunque apoyado por un partido político. Es más, dicen que hasta el insigne Jesús Salvador Esparza lo apoyó en su momento. No ganaron, pero dejaron un precedente: la gente de La Fama es muy activa y consciente en asuntos de participación ciudadana. De 1977 a 1979 fue regidor del Ayuntamiento con Guillermo Garza Luna. Fue presidente del Club de Leones en El Cercado. Falleció el 19 de diciembre de 1993. Sus restos descansan en el Panteón de Santiago, Nuevo León. 

miércoles, 11 de noviembre de 2015

La señora Conny Maldonado de Zambrano

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

Anteriormente la señora Concepción Maldonado Sada había buscado en convertirse en la primera mujer en dirigir los destinos políticos y comunitarios de Santa Catarina. Ella nació el 22 de marzo de 1933 en Monterrey, Nuevo León. Hija del Señor Arturo Maldonado y Ninfa Sada. Contrajo matrimonio con el señor Alberto Zambrano. Estudió primaria y secundaria en el Colegio Labastida, luego cursó administración de empresas en el Colegio del Sagrado Corazón en Louisiana, Estados Unidos. Una dirigente ciudadana que se adelantó a muchos grupos de participación social, tanto en Monterrey como en Santa Catarina. Fue presidenta de la sociedad de ex alumnas del Colegio Labastida, así como también directora de Acción Cultural y Asistencial, A.C. Aquí en Santa Catarina se le conocía como la señora Conny y desde joven practica varios deportes como el tenis, golf, equitación, entre otros. El Partido Acción Nacional la postuló a la alcaldía de Santa Catarina en 1974. En un evento inusitado se dice que arrasó en las votaciones pero no se le reconoció el triunfo. Dicen que un vecino ilustre de La Fama se llevó a su casa una de las urnas, con la cual la historia posiblemente hubiera desembocado en otra situación y aunque se hicieron manifestaciones y muestras de apoyo popular, alcanzó una regiduría en la administración 1974-1976 con Francisco García Reyes. Fue la directora del DIF de Santa Catarina en 1989. Dirigente del Comité Municipal de Acción Nacional, con ese carácter promovió el rescate de una casa antigua para la construcción del edificio del comité municipal. 

martes, 10 de noviembre de 2015

Doña Tere García de Sepúlveda

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

El 9 de noviembre de 1988, la Comisión Municipal Electoral reconoció el triunfo de la candidata del PRI, la señora Gloria Mendiola. Pero la planilla propuesta por el PAN con la señora Teresa García de Sepúlveda había obtenido la mayoría de los votos, por lo que el asunto se fue a otras instancias oficiales como electorales. En un hecho sin precedentes, el candidato apoyado por el PRD, el pintor fameño Jesús Cortés García tenía las actas que correspondían a la misma cantidad de votos que habían recibido los del PAN. En consecuencia el 19 de noviembre de 1988, el Congreso del Estado reconoció el triunfo de la señora Tere. La primera alcaldesa de Santa Catarina nació en La Fama de Nuevo León el 22 de octubre de 1934. Hija de Eutimio García y María Teresa García Jiménez. Estudió la primaria y la carrera comercial en el Colegio Cantú Treviño. Contrajo matrimonio con el C.P. Alejandro Sepúlveda. Antes de casarse fue secretaria ejecutiva en NYLON de México y Textiles Monterrey. También se dedicó a negocios del ramo alimenticio. Reconocida por su labor altruista tanto en obras asistenciales, religiosas, deportivas y sociales. Fue la primera mujer en ocupar la alcaldía de Santa Catarina y la primera administración panista de 1989 a 1991. Durante su trienio se realizaron importantes obras de infraestructura, de servicios públicos,  de desarrollo municipal y de apoyo a la cultura regional. Al retirarse estableció la Fundación Asistencial de Santa Catarina, A.C. Después de su administración se dedicó a impartir conferencias sobre temas de liderazgo y servicio comunitario. En el verano de 1998 buscó la nominación del PAN para llegar otra vez a la alcaldía, que finalmente obtuvo el Ing. Alejandro Páez Aragón. Doña Tere se retiró a sus asuntos particulares. Es autora de un ensayo referente a sus experiencias políticas y de la Fama llamado “Santa Catarina el pueblo que decidió ser libre” (1996) 

lunes, 9 de noviembre de 2015

Las calles de Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ cronista Municipal de Santa Catarina

En 1844 se formó una comisión que midió los solares, para trazar las manzanas y las calles. Decidieron cuatro calles de oriente a poniente y 17 callejones de sur a norte. Por lo pronto fueron llamados calle Primera, calle Segunda, calle Tercera, calle Cuarta y los otros, callejón Primero, Segundo, etc. Tal vez de ahí viene la costumbre de referirse a la calle de Galeana como Callejón Galeana, en especial al tramo que va de Hidalgo rumbo a la colonia Industrias del Poniente. Ese año se cambió el camino a Saltillo y éste debía atravesar nuestra población.  A éste le llamaron simplemente Calle a Monterrey hasta que en 1910 le pusieron Manuel Ordóñez y en 1982 le cambiaron por Fidel Velázquez; hasta que en 1988 le cambiaron el nombre para quedar otra vez en Manuel Ordóñez. A partir de 1844 se crearon dos secciones: el barrio Sur y el Barrio Norte al que también le llamaban El Bolsón o de “Abajo”, por estar en la parte más baja del valle que se forma entre Las Mitras y La Ventana. Gradualmente les fueron dando los nombres de Hidalgo, Zaragoza, Colón y Constitución. A los otros desde Culebra, Abasolo, Bravo, Galeana, Corregidora y Ocampo. Al norte de la plaza principal: Juárez pues supuestamente por ahí escapó de morir en 1864, Colegio de Niñas por la escuela situada en donde ahora está el kínder Amelia Treviño, Guerrero, Cuauhtémoc que quedó en Morazán a partir de la construcción de su monumento, Mina, 5 de Mayo, Simón Bolívar y Vidaurri. Ya en la década de 1960 terminaron por darle forma a una quinta calle al poniente: la Morelos y tres más al poniente: Primera y Segunda Avenida más la de 10 de Mayo. La gente se refería a algunas calles por sus señales: Santa Cruz y Santa Anita por su devoción, la calle Chuiquita, a una porción situada entre la acequia e Hidalgo, Galeana y Corregidora. A la de la acequia le nombraron de Librado García en honor al ex alcalde que gobernó entre 1961 y 1963. Un caso raro y extraordinario: la calle Zaragoza corre de sur a norte y antes de llegar al Molino cambia de oriente a poniente. 

domingo, 8 de noviembre de 2015

Santa Catarina ¿pueblo mágico o lugar sagrado?

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


Se han puesto de moda los llamados “Pueblos Mágicos”. Para la Secretaría de Turismo federal, se les otorga a las localidades que tienen atributos simbólicos, leyendas, historia, hechos trascendentes, su variada cotidianidad; precisamente con una magia que se manifiesta en cada una de sus rasgos socio-culturales, y que significan hoy día una gran oportunidad para el turismo. El programa federal de “Pueblos Mágicos” contribuye a revalorar a un conjunto de poblaciones del país que siempre han estado en el imaginario colectivo de la nación en su conjunto y ofrecen alternativas diferentes para los visitantes nacionales y extranjeros. Para ello se considera su riqueza cultural e histórica, en la belleza natural y arquitectónica de sus pueblos y comunidades, así como en la diversidad de su oferta cultural tangible e intangible. Y con todo respeto, si Santiago y Linares son pueblos mágicos, ¿Por qué Santa Catarina no puede aspirar a serlo? Bueno, no somos un pueblo, desde 1977 tenemos la categoría de ciudad, pero todo lo que piden, evalúan y documentan si lo tenemos. Sé de buena fuente que el comité que decide las categorías se pone muy estricto, que pide kilos de papel en donde todo se debe presentar por escrito. Una vez aprobado llegan los recursos para aplicarlos en calles, casas, edificios públicos, dotación de infraestructura para los atractivos turísticos. Me gustaría que Santa Catarina fuera un “pueblo mágico”, con el Castillo, el monumento a Morazán, el templo parroquial, la casa donde se hospedó Benito Juárez, las 30 casas que aún se pueden rescatar. La cuna de la industrialización en La Fama, los templos de San Vicente y San Francisco, la casa del Doctor Aguirre Pequeño, la Vía del Vértigo, las cuevas de la Virgen y del Guano, el cerro agujerado, la mística que se respira en Guitarritas con su zona arqueológica, la tradición y la historia de nuestros pueblos de la montaña como El Pajonal,  San Cristóbal, El Alto, El Rodeo, Canoas, Los Llanitos, El Refugio, la riqueza paleontológica de San Antonio de la Osamenta. Se vale soñar porque posiblemente nunca nos consideren “Pueblo Mágico”. Pero no importa, somos un lugar sagrado pues aquí se conjuga el viento, el Sol y el agua en las montañas azules. Pregúntenle a los huicholes por qué venían a Loma Alta… 

sábado, 7 de noviembre de 2015

¡Se hacen tareas a domicilio!

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


Regularmente por éste periodo del año, a nuestros alumnos de primarias les piden que realicen alguna búsqueda relacionada con nuestra historia. El día de ayer tuve la oportunidad de conocer a dos jóvenes y a sus respectivas mamás con quienes estuve platicando un poco. Incluso una madre de familia me pedía por el “in box”: “Escriba algo de Santa Catarina”. Otras me pidieron una foto del monumento a Lucas García. Lo que recuerdo de las preguntas que les contesté a los alumnos tiene que ver con lo siguiente: Santa Catarina se llama así en honor a una doncella de Alejandría, Egipto que fue decapitada a principios del siglo IV de nuestra era. Santa Catarina surgió como hacienda el 20 de noviembre de 1596, con el nombre de Santa Catalina que cambió más o menos en 1730 por Santa Catarina. Sus principales tradiciones son muchas y variadas, desde las fiestas patronales en cada parroquia, hasta la Quema del Judas el Sábado de Gloria en La Fama, las fiestas de la llamada Fama Antigua, de San Vicente de Paul, del 15 de agosto en honor a la virgen de San Juan, el 25 de noviembre, el mero día de nuestra patrona, la virgen y mártir de Santa Catarina. Atractivos turísticos: si se seguimos así van a terminar: el castillo, el monumento a Morazán, la Puerta a Monterrey, los dos templos de La Fama, la vieja fábrica, el deteriorado museo El Blanqueo. Todos los parajes de la Sierra Madre, desde la Vía ferrata, la casa del Doctor Aguirre Pequeño, la Sierra de La Ventana, Guitarritas, Loma Alta, la Cortina Rompepicos. La flora tan variada como agaves, cactáceas, arbustos y árboles típicos de la zona; toda la región montañosa con sus apreciables variedades de pinos. La fauna como el ardillón negro, el loro que habita en las montañas y de otras especies, todas ellas amenazados por la  mano del ingrato e insensible. Con comidas tan típicas como las enchiladas, los tacos, las hamburguesas, la burrolandia, la barbacoa de los domingos, la carne asada del fin de semana, el asado de puerco en las bodas. Ah, y tenemos una extensión 876 kilómetros cuadrados.

jueves, 5 de noviembre de 2015

El primer museo de historia de Nuevo León

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

¿Sabían ustedes que el primer museo de historia de Nuevo León estuvo en Santa Catarina? O también, ¿Saben ustedes la existencia de un monumento en Santa Catarina dedicado al padre de la unidad centroamericana? Efectivamente, el primer intento para establecer el museo de historia en Nuevo León se planeó y hasta fue inaugurado en Santa Catarina. Los muros del edificio se construyeron a mediados del siglo XIX con la intención de dedicarlo como un templo en honor a nuestra señora... de Guadalupe. Por alguna razón el lugar de culto religioso no fue concluido. Con el correr del tiempo y gracias a las gestiones del Ing. Manuel de León Arratia, se dispuso construir un monumento a Morazán y que las instalaciones sirvieran para un museo. Para ubicar al monumento al general Morazán, el cual se podía ver desde la carretera a Saltillo sobre una loma situada a poco más de un kilómetro partiendo de la plaza principal de Santa Catarina. El terreno mide tiene una extensión de 49,55 metros de frente por 67,30 de fondo, con una superficie total de 3,334.72 metros cuadrados. Los muros son de sillar y durante mucho tiempo no contaba con un techo por eso le añadieron uno de concreto. El inmueble tiene de lado 9.60 metros por 28.60 metros de frente. En la fachada principal está el monumento al general Francisco Morazán desde 1943 y a partir de 1961 lo habilitaron como la cueva del club de leones de Santa Catarina. 

martes, 3 de noviembre de 2015

El Plan de la Noria en Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina

El 4 de noviembre de 1871, el entonces gobernador de Nuevo León, el Lic. Genaro Garza García pidió al alcalde Andrés Guerra "sitiar inmediatamente una avanzada en el punto de Las Escaleras y cuide que la avanzada que está en la Boca del Potrero, cumpla con su deber pues han pasado por ahí varios individuos desconocidos". A los pocos fue proclamado el Plan de la Noria, el cual fue apoyado por los generales Jerónimo Treviño y Francisco Naranjo, además del gobierno de Nuevo León... en contra del Licenciado Benito Juárez. La llamada "Revolución de La Noria", está basada en el plan del mismo nombre; un movimiento dirigido por el general Porfirio Díaz para impedir que Benito Juárez buscara una nueva reelección para el periodo presidencial de 1872 a 1876, pues violaba la letra y el espíritu de la Constitución de 1857. El Plan fue lanzado el 8 de noviembre de 1871, cuyos lemas principales eran: "Constitución de 57 y libertad electoral" y "Menos gobierno y más libertades". Como se advierte, las autoridades estatales temían de la presencia de simpatizantes de don Benito Juárez que merodeaban por el cañón de Las Escaleras y de Las Cortinas. 

sábado, 31 de octubre de 2015

La fiesta de los difuntos

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


En nuestro calendario se fijan dos fechas para la conmemoración de los santos difuntos. Una corresponde al 1 de noviembre, cuando se recuerda a los santos y a los mártires de la Iglesia. La otra fecha es la del 2 de noviembre, día señalado para recordar a todos los fieles difuntos. En la primera fiesta se recuerda a los niños y a las señoritas porque se les considera ángeles. El día 2 es para los adultos que ya pasaron a mejor vida. La ceremonia por los fieles difuntos es vivida por el pueblo mexicano en un ambiente donde predomina la dualidad de la tristeza y de la alegría. En esos días aflora el culto por la muerte, que se observa ya sea mediante la visita a los cementerios, las intenciones en las misas de los templos y en algunas fachadas donde se venden arreglos de flores artificiales conocidos como coronas. Se limpian y arreglan las tumbas o monumentos mortuorios de los cementerios. Muchas familias compran flores y coronas de papel multicolor encerado, las cuales vemos en mercados y restaurantes populares. En los rincones de los hogares se instalan veladoras que recuerdan el número de deudos que cada familia tiene. Luego visitamos a quienes esperan la resurrección de los Muertos, les dejamos sus ofrendas florales en las lápidas, en los túmulos o al pie de las cruces. Mientras que los panteones se ponen repletos de vendedores que anuncian mercancías diversas, como cañas de azúcar, tacos, camotes y elotes. Abundan jovencitos que ofrecen sus servicios para limpiar y blanquear las tumbas. Tenemos una concepción muy familiar con la muerte y la concretizamos en la elaboración de golosinas con figuras en forma de calaveras. Utilizamos su imagen para hacer juguetes que danzan con tan solo mover algunos hilos o comemos pan con figuras óseas espolvoreadas con azúcar. 

viernes, 30 de octubre de 2015

Las peregrinaciones y procesiones

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista Municipal de Santa Catarina


En la naturaleza del ser humano está la función de realizar y explicar, al igual que exteriorizar las convicciones vivas de las que está animado; de los sentimientos vivos y profundos de lo que está lleno su corazón. La naturaleza humana reclama imperiosamente formas, pide actos exteriores los cuales son expresados en símbolos. Algunos acontecimientos de la vida eran recibidos sin mayor protocolo. Por ejemplo cuando alguien moría, los ritos eran solo para los parientes y conocidos cercanos. Pero prevalecía la creencia de la supervivencia del alma. Y para cuando se requiera de algo, paliar alguna situación problemática, solucionar las eventualidades que afectan a la salud y a la vida, aunque también como una forma de agradecerle a la Providencia se hacen las procesiones. Estas son caminatas para indicar la condición de peregrinantes; indican el estilo transitorio de nuestra vida mortal que se dirige hacia un lugar consagrado: para suplicar, pedir perdón o simplemente para agradecer y festejar las fechas dedicadas a los momentos y tiempos vitales del ser humano, como lo es la vida, el amor y la muerte. Se hacen las peregrinaciones en forma pública como sagrada, para evidenciar la memoria y la consideración de los beneficios recibidos por Dios, por Jesucristo y/ o la virgen María. Les damos gracias pero imploramos el auxilio divino a través de un recorrido el cual contiene en sí grandes y divinos misterios para quienes participan. Solo así se consigue de parte de Dios los frutos y beneficios de la piedad cristiana. Aquí tenemos al padre Cayetano y a un grupo de piadosos cristianos que acuden al panteón San Juan de Santa Catarina, allá por el año de 1965.