sábado, 20 de diciembre de 2014

Las posadas que vivimos durante nuestra infancia

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Previo a la Natividad del Señor, durante nueve días se conmemora el recorrido que hizo la Sagrada Familia desde Nazareth hasta Belén. El número 9 también nos recuerda la etapa de gestación de un niño que está por nacer. Cuando llegaron los misioneros se asombraron al ver que los nahuas también festejaban nueve días en honor al dios Huitzilopochtli. Entonces van a cambiar totalmente esa tradición para darle un sentido cristiano. Es cuando surgen las tradicionales posadas. Y como en todos lados, en Santa Catarina y sus colonias más antiguas, las posadas iniciaban desde la instalación de un nacimiento, lo más vistoso y grande que se pudiera. A veces destinaban toda una habitación para el mismo. Las señoras pactaban un comadrazgo. Una se comprometía llevar a bendecir al Niño y entre las dos organizaban las posadas. Primero se hacía el Rosario, luego se adoraban a los peregrinos. Luego al jolgorio de la piñata que también tiene un sentido pedagógico y catequético. Con las tres virtudes teologales (fe, esperanza y caridad) se dominan a los siete pecados capitales. Por eso la piñata con siete picos. Los niños más traviesos aprovechaban para quemar "cuetes" y "palomillas". Luego lo más rico, la cena con deliciosos tamales. Yo recuerdo con mucha admiración la representación que Lalo Guerra de Luna hacía de San José y alguna de sus hermanas o sobrinas vestidas de la virgen María pidiendo posada en el barrio de Hidalgo entre Abasolo y Galeana. Si se ponían pinos pero lo más importante era el Nacimiento con toda la escenografía que nos recuerda lo más difícil que pasó la Sagrada Familia para que Niño Dios se hiciera carne y habitara entre nosotros. Hoy ponen los pinos pero como un objeto decorativo, Con un nacimiento lo más sencillo; pero eso sí "Made in China". Ahora las "posadas" se hacen en restaurantes con ricos y variados bufetes o se reúnen en algún lugar para cenar y tomar. ¡Cuánto han cambiado las cosas en tan solo 20 años! 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario