martes, 30 de diciembre de 2014

A la memoria de Manuel Ordóñez

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Un 30 de diciembre de 1908 falleció Manuel Ordóñez, en cuyo honor y recuerdo se llama así a la calle principal de la cabecera municipal de Santa Catarina. El nació en nuestro pueblo el 19 de enero de 1858. Fue el quinto hijo de Norberto Ordóñez Rocha y de María Cecilia de Luna. En 1872 murió su padre don Norberto, a quien le debemos la traza urbana de Santa Catarina. Por lo que la familia compuesta por Juana María, Petronila, Trinidad, Jerónimo y Manuel quedando al cuidado de su madre. Entonces la familia se hace cargo del comercio que atendía su padre. En 1884 contrajo matrimonio con Eulalia Treviño, de cuya unión nació José de la Luz. Sus hermanas Juana María y Petronila se habían casado con Julián Treviño y Andrés Garza respectivamente. En 1888 Manuel fue elegido alcalde, cargo que repitió en 1890, 1894,1899, 1900, 1904 y 1907. En 1892 se casó con Salomé Campos y tuvieron tres hijos: Pedro, Manuela y Mario. Durante sus ejercicios como alcalde se realizaron obras como la introducción de la línea telefónica, la construcción del cementerio, la remodelación del palacio municipal así como el apoyo a la instrucción pública. También fue en varias ocasiones presidente de la Comunidad de Accionistas de Santa Catarina. El medio día del 30 de diciembre de 1908, murió don Manuel de una congestión cerebral. El duelo fue muy concurrido y hasta fue cubierto por la prensa de la época. En la década de los veinte, a la calle llamada de Monterrey se le cambió de nombre para honrar la memoria de Manuel Ordóñez. Existe la tradición popular de que en la casa de sus padres se hospedaron Benito Juárez y Guillermo Prieto en 1864.¿Y dónde está Ernesto Chapa Rangel para organizar una ceremonia en su honor? O los responsables de cultura y educación; aquellos que religiosamente reciben un salario digno y fuerte por hacer que la memoria y la identidad de los santacatarinense no se pierda. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario