lunes, 29 de diciembre de 2014

A la memoria de don Humberto Lobo Villarreal

Por Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

Un 29 de diciembre pero de 1917, nació en Monterrey Humberto Lobo Villarreal. Hijo de Humberto Lobo Rodríguez de Parras de la Fuente y de Juanita Villarreal Treviño de Huinalá en Apodaca, N.L. En 1924 ingresó al colegio Juárez, donde cursó los dos primeros años. Pasó al colegio Justo Sierra para estudiar hasta el quinto año, abandonando sus estudios al enfermar de paludismo. Desde los nueve años contribuyó a la economía familiar. Vendía pequeños cofres de madera que él mismo realizaba. Estuvo bajo el cuidado del padre Rafael Jardón, quien lo recomendó para trabajar en Vidriera Monterrey como mensajero del departamento de ventas. Para los 17 años era subgerente en una tienda del Mercado del Norte, donde vendía loza de la compañía Troqueles y Esmaltes y en 1939 llegó a la gerencia de Impermeabilizantes y Pinturas. El 7 de diciembre de 1940 se casó con Dolores Morales. En 1945 inició los trabajos de Protección de Techos, luego llamada Protexa, iniciando en el patio de la casa situada en la calle Ocampo 928 de Monterrey. Ahí fabricaban productos químicos relacionados a los trabajos de impermeabilización. En 1948 estableció la fábrica en terrenos de Los Treviño en Santa Catarina. Promovió el establecimiento de otras empresas y en 1962 fue uno de los promotores de IRPAC. Durante muchos años dio vida a una finca conocida como la Quinta Lobo y también apoyó a tareas asistenciales y educativas de Santa Catarina. Falleció el 29 de junio de 1976. Humberto Lobo dio origen a una empresa que se convirtió en un grupo industrial representativo de Santa Catarina y del país y reconocida mundialmente, desarrollándose y abarcando varios campos de la inversión. Un verdadero empresario con la visión y vocación social de la empresa. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario