lunes, 10 de noviembre de 2014

El triunfo que se perdió

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina 


La historia del Partido Acción Nacional en Santa Catarina comenzó en la década de 1960. Sus primeros miembros debieron enfrentar diversos problemas: desde amenazas, maltrato, pocos apoyos y muchas dificultades. Hasta un vecino de la colonia Industrias del Poniente perdió la vida. Batallaban para conseguir candidatos. Nadie quería ser por que era difícil enfrentar a la otrora poderosa sección 49 textil y luego a la fuerza de la CTM estatal. No obstante estuvieron a punto de llegar a la alcaldía con la señora Conny Maldonado de Zambrano quien aparentemente ganó las elecciones pero no las reconocieron. Hubo manifestaciones, reuniones aquí, en Monterrey y en la ciudad de México. Recuerdo que a muchos reunidos en la casa de Iván Medrano los hicieron dispersarse ante el corte de armas que las fuerzas del orden hicieron en forma prepotente. Conny Maldonado nació el 22 de marzo de 1933 en Santa Monterrey. Hija de don Arturo Maldonado y Ninfa Sada. Contrajo matrimonio con Alberto Zambrano. Estudió primaria y secundaria en el colegio Labastida, Estudió administración de empresas en el colegio del Sagrado Corazón de Louisiana, Estado Unidos. Fue presidenta de la sociedad de ex alumnas del Colegio Labastida, directora de Acción Cultural y Asistencial, A.C.  De joven practicó varios deportes como tenis, golf, equitación, entre otros más. El Partido Acción Nacional la postuló a la alcaldía en 1974. En un evento inusitado se dice que arrasó en las votaciones pero no se le reconoció el triunfo frente a Francisco García Reyes de La Fama. Fue regidora en la administración 1974-1976 y directora del DIF de Santa Catarina en 1989. Dirigente del comité municipal del Partido Acción Nacional; con ese carácter promovió el rescate de una casa antigua para la construcción del edificio sede.  Hoy los tiempos han cambiado y hasta sabemos de las buenas relaciones que tienen con los antiguos enemigos de la democracia. ¿Quién lo viera y fuera a pensar? 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario