viernes, 14 de noviembre de 2014

Doña Juliana de Quintanilla

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Los fundadores de Monterrey y del Nuevo Reino de León tenían por esposas a mujeres de armas tomar. Las primeras pobladoras de nuestros pueblos quienes ejercieron el matriarcado, la defensa, el poblamiento y las actividades económicas de las haciendas y estancias que promovieron. Doña Juliana de Quintanilla probablemente nació en 1578 en la ciudad de México. Hija del capitán de origen portugués Juan de Farías y María Ana de Treviño. Casada con Lucas García hacia 1596 con quien pobló la hacienda de Santa Catalina. Murió en Monterrey en 1667. El 7 de mayo de 1635, doña Juliana ya viuda de don Lucas García, recibió la merced de tierras que amparaban aquellas que se habían perdido durante el ataque de Huajuco y Colmillo en 1624. Al morir don Lucas García entre 1630 y 1631, doña Juliana de Quintanilla quedó como encomendera y labradora. Los García de Quintanilla formaron una numerosa prole a la cual se les añadieron otros núcleos familiares: Bartolomé de quien no tenemos referencias, solo que se fue a España y regresó. Tuvo dos hijos: Juan y Tomás García Espejo. Diego García casado con Mariana Saldívar (Sosa), Bernardo García con María de Sosa (hija de Vicente Saldívar y María de Sosa); Lucas García el Mozo con Josefa de Ayala, Tomás García con Isabel de Arredondo, Nicolás con Juana Bracamonte, Juana de Farias con Nicolás Flores de Abrego.  
Ana de Quintanilla con Bartolomé González Hidalgo, María de Quintanilla con José de la Cruz y Beatriz. En la sierra Madre de Santa Catarina hay un cañón llamado de Santa Juliana en su honor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario