martes, 11 de noviembre de 2014

Cosas y casos de la fundación de Santa Catarina (1)

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Este 2014 se cumplen 437 años de que llegó Alberto del Canto (1577) para establecer la estancia de Santa Catalina. Luego Luis Carvajal y de la Cueva en 1583 refrendó éste espacio como lugar de paso y descanso entre la Villa de Santiago del Saltillo y San Luis Rey de Francia y la entonces capital del Nuevo Reino de León llamada León. El 20 de septiembre de 1596 fundan la Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey. Entonces las autoridades repartieron tierras a los primeros pobladores en una jurisdicción de más o menos 15 leguas por cada lado. Por tradición oral, tenemos referencias de que el 20 de noviembre de ese año, hace 418 años, la estancia se convirtió en hacienda en donde el matrimonio formado por el capitán Lucas García y Juliana de Quintanilla levantaron la mejor hacienda situada entre Monterrey y Zacatecas. Son pocos los testimonios vigentes que nos hablan de la historia de hace 400 y 300 años. El templo parroquial es el monumento más antiguo que tenemos en Santa Catarina, pues comenzó a construirse en 1810. La vieja fabrica de hilados y tejidos de La Fama de Nuevo León, recién cumplió 160 años. De los primeros pobladores considerados cazadores, nómadas y recolectores, tenemos cuando mucho algunos tres sitios con arte rupestre. Noviembre es un mes emblemático y simbólico para Santa Catarina, pues coincide la supuesta fecha de fundación con la elevación a ciudad el 20 de noviembre de 1977. Hace 37 años de ello. En éstos días repasaré con Ustedes la historia de la fundación de Santa Catarina. Pues todos los pueblos conmemoran y festejan en grande sus fechas importantes, menos en Santa Catarina en donde parece que la historia, la memoria, la identidad y la cultura no inciden lo suficiente como para considerarlas dignas de recordar. Bueno, lo digo de parte de mis gobernantes.  Pero los ciudadanos sí debemos tener presente nuestra historia y la voy a conmemorar con todos mis queridos lectores. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario