domingo, 12 de octubre de 2014

Lo que nos queda de la vieja plaza del pueblo


Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Nunca habíamos tenido una plaza digna y considerable hasta que don Fidel Ayala Jiménez decidió la construcción de la que conocimos entre 1943 y 1977. Consiguieron bancas donadas por ciudadanos ilustres y unas farolas que estaban en la plaza Zaragoza de Monterrey. Cuando hicieron la nueva plaza, las bancas se guardaron en bodegas, las farolas (unas tres) fueron a parar a la plaza de la colonia Las Sierras y otras tres se colocaron en plaza situada en Morelos esquina con Guillermo Prieto. En 1990 advertí que las farolas bien podían rescatarse. Las que estaban tiradas en la colonia Las Sierras se llevaron a un predio municipal en donde había algunas cosas que se arrumbaban como deshechos. Dejé de colaborar en las administraciones por causas obvias y una vez acudí a una fiesta a una finca en el municipio de Santiago y me tocó ver algunas cosas que pertenecieron a la vieja plaza del pueblo. Hace dos días recordé que aún quedan tres farolas, sin funcionar pero que al menos se pueden apreciar en una placita que de acuerdo a un entusiasta vecino llamado Erasmo González, no acuden quienes deben darle cuidado y mantenimiento. Las tres farolas tienen el emblema nacional y las fechas 1919-1920 y una placa metálica haciendo alusión a la Junta de Mejoras Materiales de 1951. Antes se llevaban bancas, farolas y alguno que otro objeto decorativo para sus propiedades. Ahora no quiero imaginarme que se llevarán o ya llevaron a sus casas. Pero mientras no nos quiten la esperanza y la confianza de ver un mejor Santa Catarina, acorde a grandeza, sus raíces y a su tradición, con su categoría de ciudad y municipio metropolitano, todo lo demás se puede recomponer. Dicen que la lucha contra el poder político es la pugna entre la memoria y el olvido. Por eso no debemos perder nuestra memoria ni la identidad de aquellos que nos antecedieron, nuestros ancestros en la sangre y en la tradición. Y como dice el cronista de Saltillo: "Pero que conste yo no estoy criticando, solo estoy diciendo". 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario