sábado, 11 de octubre de 2014

La ciudad de Santa Catarina


Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


El 10 de octubre de 1977 el congreso del Estado decretó la elevación a ciudad de Santa Catarina, el día 14 lo firma el entonces gobernador Pedro Zorrilla Martínez para hacerlo efectivo el día 20 de noviembre de ese año. Era alcalde el solidario y amigable Guillermo Garza Luna. Ya son 37 años de los cuales 23 han sido administrados por gente de Acción Nacional. Yo quiero dejar una reflexión: ¿Qué es una ciudad? Para el poeta y escritor saltillense Jesús de León, una ciudad es una realidad compleja: “No es una vida sino un conjunto de vidas, no es un lugar, sino los afanes que la hacen habitable. Tampoco es una imagen, sino las experiencias que esa imagen resume y evocan al mismo tiempo”. Tiene razón, las fotos que engalanan éste sitio provocan diversos efectos: recuerdos, remembranzas, curiosidades, asombros, alegrías o tristezas. Para alguien que vive en Santa Catarina ésta imagen tal vez sea el pan nuestro de cada día, algo monótono y cotidiano. Para alguien que vive en otra parte recuerda sus andanzas, sus amigos de la infancia, a sus padres y el hogar que un día vio partir a alguien para nunca más volver. Las cosas cambian, a veces para bien y otras para mal. Destino inevitable pero previsible. Lo cierto es que un pueblo se construye en base a muchos esfuerzos ante presencias que han durado siglos y que han sido testigos de nuestros afanes. Efectivamente éstas montañas están desde antes de que nuestras familias llegaran a éste solar, a ésta tierra. Tenemos cosas que debemos apreciar y querer. No perder esa capacidad de asombro y de maravillarnos con las cosas que tenemos y nos hablan de la grandeza de nuestro municipio. Yo no hago ni escribo ni cuento historias para consagrarme. Lo hago porque quiero a mi pueblo y a su gente y me duele el concepto que tienen aquellos que vienen a "gobernarnos". 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario