jueves, 2 de octubre de 2014

El templo parroquial y la estrella polar

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


¿Por qué la fachada principal del templo parroquial de Santa Catarina da hacia el norte? Una vez me platicó un ingeniero que está perfectamente alineada a la estrella polar que siempre se ve por encima de las Mitras. Cuando el templo se comenzó a construir en 1810, no había traza formal de pueblo. Las casas y fincas estaban situadas todas sin orden. El camino de los Saltilleros pasaba por la falda de las Mitras para dar vuelta a la izquierda, atravesar el arroyo de las Encinillas ahora llamado del Obispo, para entrar a la población por entre la hacienda del Molino y un lugar conocido como El Mármol (en las torres del Legado), por el rumbo actual de Colón y Vidaurri. Por ahí se entraba a Santa Catarina, pero en 1844 se decidió modificar el camino. Debía a atravesar el pueblo para propiciar los negocios y protegerse mejor de los robos y asaltos tan comunes en ese tiempo. Ese año se trazaron las manzanas y calles en forma reticular y dispusieron construir una plaza y las casas consistoriales al poniente del templo en donde ya estaban desde 1820. Entonces el templo mira al norte no porque haya existido una plaza en frente de él, sino porque estaba a la vista de los caminantes como anunciando la bienvenida a la casa de Dios. Sabemos que el templo se comenzó a construir en 1810 debido a que en la ventana del bautisterio, junto a la puerta principal, los constructores colocaron las letras entresacadas: Bautisterio, 1810.  Y lo más extraño de todo, se construyó en honor de la virgen de San Juan de los Lagos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario