jueves, 30 de octubre de 2014

El panteón San Juan de Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Como ustedes saben, el camposanto original estaba en el atrio y en el templo de Santa Catarina. A partir de 1860 se construyó el nuevo panteón al norte de la traza de la cabecera, siguiendo lo establecido por las leyes de Reforma. De acuerdo a la tradición popular, se dice que los mismos vecinos cooperaron en la construcción de las bardas de piedra y para la edificación de un arco de sillar que afortunadamente existe.  Cuentan que el terreno original estaba situado  a un lado del arroyo El Salitre, ahí donde se junta con el arroyo del Obispo en donde actualmente está la colonia San Francisco, pero fue trasladado al sitio actual,  debido a los constantes desbordamientos de su cauce, impidiendo el paso de los dolientes que llevaban a enterrar a sus deudos. Para 1862 el cementerio no estaba aún concluido debido a problemas económicos derivados por una fuerte sequía. Luego se construyó una nueva sección hacia la parte sur a fines del siglo XIX. Es importante señalar que los responsables de éste cementerio fueron miembros de una sola familia: el primer responsable fue Anastasio de Luna. Este le pasó el puesto a su hijo Refugio de Luna, quién a su vez le pasó el cargo a su yerno Cecilio Díaz Góngora. Este la pasó a su yerno Juan Buentello Ayala, casado con Juanita Díaz y  éste a su hijo Juan Buentello Díaz  quien dejó el cargo en 1989. Johny Buentello todo un personaje: además de ser encargado del panteón, fue agente del ministerio público y promotor de ligas de softbol y beisbol. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario