viernes, 15 de agosto de 2014

Nos vamos a tocar a la plaza del pueblo...


Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Imaginen todo éste lugar con una kermesse, una feria y una fiesta patronal. Con puestos y juegos mecánicos instalados por todos lados. Y para rematar el día una buena cantidad de juegos pirotécnicos. La gente esperaba ésta gran tradición en honor a la virgen de San Juan de los Lagos. El origen de la devoción está en la protección de la imagen hacia el pueblo: primero de una epidemia de viruela en 1897 y luego de asaltos carrancistas. Para don Fidel Ayala la virgen siempre estuvo presente en favores especiales, en la salud de su gente y en el trabajo. Todo bajo el amparo de la madre del Dios hecho carne como nosotros. Santa Catarina siempre tuvo fama de ser la cuna de excelentes músicos y éstos acudían con sus familias a la serenata del 14 de agosto. Desde éste kiosco se amenizaron bailes y se ofrecieron concierto de música. Aquí los alcaldes hablaban de frente a su pueblo. Y cuando no había fiesta, pues tocaban semanalmente en el kiosco de la plaza amenizando los bailes o eventos populares. La última serenata con todo y forma se hizo en agosto de 1980. Tradicionalmente se hace la fiesta del 14 y 15 de agosto, pero todo el entorno y contexto original con el que crecimos se perdió. Si hay matachines, tacos, enchiladas y cada vez que se puede se quema la pólvora. Traen mariachis o una banda musical. Pero con todo respeto, dejó de ser una fiesta representativa de nuestro pueblo. Recordemos que nuestra grandeza está en la profundidad de nuestras raíces, de nuestra memoria, de nuestra historia… 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario