jueves, 28 de agosto de 2014

La inundación de 1909 (4)

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Un valiente cocinero japonés de nombre Takano, bajito y fuerte, demostró sus dotes de nadador. Ganó fama al salvar a mujeres y niños.  En una de esas estaba a punto de perder la vida o dejar morir a una persona que había rescatado. Con los dientes se sujetó con tal fuerza que pudo salir adelante. Pues para pasar ayuda y cruzar por el río Santa Catarina colocaron un gran cable metálico. Y como siempre,  la solidaridad de parte de empresarios, comerciantes, obreros, amas de casa, agricultores se hizo presente. Ahí es donde la grandeza de Monterrey se hace evidente. Se dice que a raíz de este hecho, la bandera de la Cruz Roja ondeó por primera vez en México.  En la política, la furia del río cobró otra víctima: un mes después de la inundación, el general Bernardo Reyes fue removido de su cargo como gobernador. De veras, vaya un sincero y pequeño homenaje a nuestras víctimas de la inundación a 105 años y que su muerte nos enseñe a vivir mejor. Lo peor del caso: decían que junto con los apoyos, medicina, ropa y alimentos, pasaban armas para iniciar la revuelta en contra del régimen de don Porfirio Díaz. ¡Una calle de Monterrey para Takano! 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario