miércoles, 16 de julio de 2014

La leyenda de doña Cleotilde la barredora (1-2)

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina 


En 1975 al padre Héctor Valenzuela decidió construir las oficinas parroquiales en donde anteriormente estaba una bodega y parte de la huerta que atendió en su tiempo el padre Chema Villarreal (1931-1951). Los albañiles encontraron restos humanos así como algunos objetos personales cuando estaban haciendo los pozos para la cimentación. Como todo el atrio era parte del panteón original, le pidieron a un joven llamado Eduardo que se llevara los huesos. Este fue y los tiró en lo que quedaba de la antigua acequia. Desde entonces una señora ya entrada en años, con un vestido y un gran rebozo negro que le cubría la cabeza, como espectro fantasmal recorría al templo y al atrio. Incluso la vieron que se ponía a barrer en los alrededores, por eso le pusieron “la barredora”. La vieron la secretaria, al sacristán, algunos acólitos y señoras que se alarmaron por tan extraña y sorpresiva aparición. Como estaba de moda la serie del Chavo del Ocho la relacionaron con “la bruja del 71” y le comenzaron a llamar “doña Cleotilde la barredora”. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario