martes, 1 de julio de 2014

La cortina rompe picos en la Sierra Alta de Santa Catarina (1)

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Para muchos, la cortina rompe picos fue la que salvó de más desastres y daños a la zona metropolitana de Nuevo León durante las lluvias del Alex en el 2010. En 1896 el coronel José Andrew Robertson,  solicitó permiso al gobierno del estado para construir una presa que guardara los torrentes del río Santa Catarina e iniciar el abasto de agua potable para la ciudad de Monterrey. Después de numerosos estudios decidieron hacer galerías subterráneas y desecharon el proyecto de la presa por peligroso e inconveniente, pues dejaba  incomunicados a todos los poblados situados al interior de la sierra Madre. Cuando llegó a la gubernatura de Nuevo León el Lic. Sócrates Rizzo García (1991-1997), se planeó la construcción de una cortina rompe picos en el interior del cañón de Santa Catarina para detener el caudal de agua que se forma con las lluvias intensas,  como la ocurrida en septiembre de 1988 durante la tormenta tropical de El Gilberto.  Con recursos federales se apoyó el proyecto. Siendo gobernador Fernando Canales Clariond, quien junto con su secretario de obras públicas Oscar Bulnes Valero,  el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción Humberto Armenta González y el entonces alcalde de Santa Catarina, acudieron en mayo de 2002 para dar inicio a una obra tan controvertida. Se criticó la utilidad y conveniencia del proyecto y los consecuentes costos y beneficios, especialmente para los lugares por donde pasa el río Santa Catarina. Canales renunció a la gubernatura para  trabajar como titular de la secretaría de economía y el siguiente gobernador interino Fernando Elizondo Barragán prosiguió con la obra, la cual se inauguró con Natividad González Parás. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario