sábado, 19 de julio de 2014

A 45 años del templo parroquial de La Fama de Nuevo León

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Y La Fama tiene dos patrones: San Francisco de Paula y San Vicente de Paul. Al primero se le tiene un templo construido a fines del siglo XIX y la parroquia construida en la segunda mitad del siglo XX. San Vicente de Paul nació en Aquitania en 1581. Siguió la vocación al sacerdocio y ejerció su ministerio en París. Fundó la Congregación de la Misión, destinada a la formación del clero y al servicio de los pobres, y también la congregación de Hijas de la Caridad. Murió en París el año 1660. Los padres paúles llegaron a La Fama en 1959. Para el 7 de diciembre de 1959 quedó erigida como parroquia, pero necesitaban un templo más grande. Juanita Llaguno les ofreció un terreno en Los Treviño, pero necesitaban un lugar más céntrico. Una ocasión el padre Alfonso Aísa se subió al techo del templo de San Francisco y vio un terreno considerable como para construir la Casa de Dios por la calle de Virgilio C. Guerra. Consiguieron la donación de parte de don Aurelio González Henry y el 29 de octubre de 1960 se colocó la primera piedra. Casi una década después, contando con el apoyo del arquitecto Lisandro Peña, fue consagrado solemnemente el 19 de julio de 1969 por el entonces arzobispo de Monterrey don Alfonso Espino y Silva. La fiesta patronal se celebra el 27 de septiembre y atiende cuatro capillas que son la de Guadalupe en la colonia Protexa, San José en la Barrica, San Francisco de Paula en La Fama y San Isidro. El día de hoy, el templo parroquial de La Fama cumple 45 años. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario