jueves, 19 de junio de 2014

De hacienda de Abregos a Congregación de La Fama

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Donde actualmente está La Fama, había una hacienda de conocida como de Ábregos, perteneciente a Cosme de Ábrego. Hijo de Alejandro de Abrego y Josefa Sánchez, nació en 1792. Casado con Mónica García, con quien procreó a Pantaleón, Trinidad, Concepción, Paula y Perfecto. Los padres de doña Mónica fueron Vicente García y Cayetana Morales. Don Cosme fue un labrador. Murió el 8 de noviembre de 1872 en Santa Catarina. De hacienda de Ábregos a fábrica de la Fama de Nuevo león, que dio vivienda y escuela a sus trabajadores. Pueblo obrero y trabajador que alcanzó la categoría política de congregación y por ello no debe considerarse como colonia. Y gracias a la abundancia del agua y a las ricas tierras, su gente también se dedicó a la agricultura. En 1906 a su escuela le pusieron Benito Juárez en honor al centenario del natalicio del benemérito y a la plaza le llamaron Bernardo Reyes en honor al entonces gobernador de Nuevo León. El único monumento que se inauguró en las fiestas del centenario de la Independencia está en ésta plaza: una columna con mármol negro y un pequeño busto con la imagen del Padre de la Patria. La escuela comenzó a construirse en la década de 1930. Tierra de obreros que se hicieron locutores como Rogelio García Frías, Pedro de Aguillón, Efrén García Palacios, Rómulo Lozano y Alberto García Guzmán. Pedro de Aguillón se fue de La Fama al cine y no al revés y Rómulo Lozano, con el respeto que se merece, se convirtió en un “remulo” conductor y animador. ¡A 160 años de La Fama de Nuevo León! 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario